La lista regional aportará 9 escaños más a la próxima Cámara

15/05/2018

La mayoría de los grupos parlamentarios trasladarán al Congreso una reforma que desarrolla una circunscripción autonómica y baja las barreras al 15% insular y 4% regional

El Partido Socialista Canario (PSC), Partido Popular (PP), Podemos y Nueva Canarias (NC) trasladarán a sus respectivos grupos en el Congreso de los Diputados que aprueben una reforma del sistema electoral que aumenta el Parlamento de Canarias en diez escaños -nueve por la lista regional y uno que se le añade a Fuerteventura-, crea la circunscripción autonómica y disminuye los porcentajes necesarios para obtener escaño en el 15% a nivel insular y 4% a nivel regional.

Así figura en el informe de Ponencia que la mayoría de los grupos registraron ayer con vistas a discutirlo y aprobarlo en la comisión de estudio. Frente a él, Coalición Canaria (CC) defenderá uno propio en el que, entre otras cosas, advierte que «anticipar esa reforma a través de una modificación en Madrid al texto estatutario propuesto por el Parlamento canario representa una modificación sustancial en el texto remitido y una contravención directa de la mayoría cualificada que el Estatuto prevé para la reforma electoral».

Sin embargo, la creación de la circunscripción autonómica viene apuntada en el artículo 37.c. Así lo recoge el informe de la mayoría parlamentaria, al constatar que «se ha atendido a (...) lo que dispone el texto de reforma del Estatuto de Autonomía remitido por esta Cámara a las Cortes y actualmente, en trámite en el Congreso de los Diputados». Además, recuerda «el voto favorable del grupo Nacionalista» cuando se aprobó en el Parlamento autonómico.

En cualquier caso, es la Cámara Baja la que debe de apreciar si la reforma planteada por PSC, PP, Podemos y NC es una modificación sustancial o no. Si fuera así, implicaría la devolución del texto estatutario al Parlamento de Canarias para que éste se pronunciara. Ello provocaría un retraso en la aprobación de la reforma hasta hacer prácticamente imposible que el nuevo sistema se aplicara en las elecciones del año que viene.

Ésta es, precisamente, una de las exigencias que con más ahínco han hecho los grupos favorables a romper la triple paridad, tal y como dejan constancia en el informe de Ponencia.

Para CC, la creación de la lista regional «superpuesta a las circunscripciones insulares plantea graves problemas».

En su voto particular refiere una «legitimidad distinta entre los diputados elegidos en su circunscripción natural (la isla) y los elegidos en una autonómica». Prosigue considerando que «lo natural» es «esperar a la vigencia del nuevo estatuto y promover en Canarias la aprobación de una nueva ley electoral», hoy inviable. Por último, insisten en que «el aumento de un número excesivo en los escaños de la Cámara -un 15%- no resulta socialmente aceptable».

La mayoría parlamentaria sostiene en su propuesta de dictamen que la fórmula defendida constituye una «solución moderada pero necesaria» para afrontar los «déficits» que, a su juicio, tiene el sistema electoral canario: «su baja proporcionalidad, su elevada restricción de acceso al escaño y su enorme desigualdad en el valor del voto entre ciudadanos de un mismo cuerpo electoral».

PSC, PP Podemos y NC subrayan su «compromiso a no incrementar el gasto global».