La comisión de Spanair quiere cerrar su informe en diciembre

19/04/2018

La comisión de investigación del accidente de Spanair que ayer se constituyó en el Congreso tiene un plazo inicial de seis meses para elaborar su informe de conclusiones con recomendaciones que mejoren la seguridad de la aviación civil. Los partidos se han dado un mes para consensuar las comparecencias.

La intención compartida de todas las fuerzas políticas es acotar un calendario no demasiado dilatado para que la comisión de investigación pueda ser operativa y no pierda eficacia. El reglamento del Congreso marca un plazo de seis meses -descontando los periodos inhábiles sin actividad parlamentaria- para desarrollar la investigación y elaborar el dictamen de conclusiones, aunque establece también la posibilidad de ampliarlo si fuera necesario.

«En principio contamos con tiempo hasta final de año», expuso la presidenta de la comisión, Meri Pita (Unidos Podemos) al término de la sesión constitutiva, «pero vamos a escuchar a todos sin limitar la cuestión de fondo, que es dar luz a los hechos y redactar un informe útil para mejorar la seguridad de la aviación civil española», añadió.

El diputado del PSOE Sebastián Franquis comparte que lo ideal sería terminar los trabajos dentro del plazo inicial de seis meses. «Si hacemos una lista de comparecencias excesivamente larga y esto se convierte en una comisión eterna, perderá interés y no será eficaz», señaló, «como ya hemos visto que ha pasado en otras comisiones de investigación».

Los ponentes se han dado un plazo de un mes para tratar de consensuar el listado de comparecientes, sobre el que en principio no van a ejercer ningún tipo de veto. En esta línea, el PSOE adelanta que no se opondrá a que comparezca la exministra socialista de Fomento Magdalena Álvarez, que estaba en el cargo cuando ocurrió el accidente.

Sobre la posibilidad de que las conclusiones puedan dar lugar a la reapertura del proceso judicial, como espera la asociación de víctimas, los partidos no se pronuncian. «Es prematuro hablar de hipótesis y no conviene siquiera plantearlo», señaló Pita, «el objetivo es que el dictamen sirva para evitar nuevas tragedias», añadió. También Franquis cree que la verdad que se derive del ámbito parlamentario no pretende «restablecer la verdad de otros, ni en el ámbito técnico ni en el judicial».