Entrevista: Presidente del Parlamento de Canarias

«Hay que ganarse la confianza con trabajo»

06/07/2019

El presidente del Parlamento de Canarias es el primero que recuerda el poder que le da el reglamento para sancionar a los diputados que no cumplan con sus obligaciones. Gustavo Matos asegura que inculcará a sus señorías la cultura de la transparencia puesto que «debemos devolverle a los ciudadanos cada céntimo que nos pagan como legisladores en trabajo».

— En su discurso al abrir la legislatura alentó a «combatir con energía y determinación la doble insularidad». ¿Favorecerá tal objetivo la inclusión de ASG en el pacto de gobierno o será un reto para los socios?

— Puede ayudar pero sobre todo ayuda que haya un presidente socialista. El PSC tiene diputados de todas las islas porque nuestro proyecto siempre ha sido regional y ésa es la mejor garantía para combatir la doble insularidad. De todas maneras, también dije que había otras dobles insularidades no geográficas, en las áreas metropolitanas que viven situaciones más complicadas quizá peores que las islas menores.

— Así que también puede ser que ASG se dé cuenta de esas dobles insularidades no geográficas...

— Conozco a Casimiro Curbelo desde hace muchos años, cuando militaba en el PSC, y en estas primeras conversaciones que he tenido como presidente del Parlamento, sinceramente, me ha sorprendido su visión regional.

— Se censura que tres diputados determinen el poder en Canarias como hablaron de «chantaje» los que promovieron la subida de barreras electorales para evitar el efecto del diputado 31. ¿Puede ofrecer una explicación convincente?

— Depende de donde pase, se ve de una manera o de otra. A nivel nacional, el 175 y 176 en Canarias se ve bien. Es fruto del voto de la gente y la aritmética parlamentaria. En esta ocasión, ha cuadrado que esos tres diputados son imprescindibles para un gobierno progresista, ya veremos qué pasa en las siguientes citas electorales. Creo que el sistema actual es bastante mejor que el anterior, es imposible que un territorio como el nuestro combine a la perfección isla con población.

— ¿Cree que se debería de ahondar en la nueva circunscripción autonómica o no?

— Creo que antes habría que analizar el comportamiento hipotético de otro sistema aunque yo creo que no variaría demasiado. Nos hemos llevado alguna sorpresa con la lista regional...

— ¿Por ejemplo?

— Partidos que se han quedado fuera, partidos que han obtenido menos representación de la que se esperaba, pensábamos que esa lista regional se iba a repartir de una determinada manera y al final ha sido muy distinta. Es verdad que luego hay compensaciones con el sistema D´Hont que, en este caso, ha perjudicado al PSC. Tampoco tenemos que ir cambiando el sistema electoral en cada convocatoria. Creo que debemos probar este sistema una vez más y ver qué ocurre.

— El Estatuto de Autonomía establece una ley electoral dentro de tres años y algunos grupos en la pasada legislatura, abogaron por profundizar en esa circunscripción...

— Este sistema es fruto de que muchos partidos cedieron hasta llegar a él. Como miembro del PSC, para nosotros este sistema se acerca casi al 99% de lo que ha sido nuestra reivindicación, así que dentro de mi grupo, no hay debate.

— ¿No tiene que ver que ASG haya rechazado incidir en la reforma?

— Yo creo que no. Sinceramente, no veo que en los grupos haya un debate como el que hemos tenido en estos últimos años. A mí no me ha trasladado ninguno la necesidad de volver a tocar el sistema.

— Entonces, ¿la ley reproducirá solo lo que establece el Estatuto?

— Depende de los grupos.

— ¿Puede dar una explicación razonable del carácter «irretenible e inembargable» de las dietas que cobran los diputados?

— Vamos a ver, el artículo 7 de la Ley Reguladora de la Renta de las Personas Físicas establece como exento de tributación las cantidades que se reciban como indemnización, pero no para los diputados sino para cualquier ciudadano. Es así porque se supone que no son ingresos, sino una indemnización. Es cierto que otros parlamentos tienen otro sistema; el Congreso de los Diputados da pluses a determinados diputados y se puede plantear aquí. Pero creo que debemos centrarnos más en el trabajo que hacemos y que tenga una correspondencia. Las retribuciones tienen que estar en niveles razonables en relación a otros parlamentos equiparables. Creo que lo que debemos hacer es devolverle a los ciudadanos cada céntimo que nos pagan como legisladores en trabajo y ahí hay una tarea que hacer. Tenemos que dar a conocer mejor lo que hacemos aquí. Hay un trabajo inmenso cuando nos toca legislar y como en cualquier otro colectivo humano, hay quienes trabajan mucho y quienes lo hacen poco.

— Presidente, en la pasada legislatura, cada diputado debía rellenar su agenda. Los que lo hicieron, que no fueron todos, declararon que el trabajo del día era ir a tertulias de radio y a comisiones. Y eso lo puede comprobar cualquiera en la web, así que le pregunto ¿esta Mesa será la primera en establecer un control sobre la actividad?

— Creo que falta un poco de cultura de transparencia. No achaco ese tipo de cosas a una intención de opacidad. Y eso sí que es un reto, se intentará desde esta Mesa enseñarles a que tienen que cumplimentar una agenda. Pero sí se puede hacer un seguimiento de asistencia a comisiones, iniciativas...

— Un ciudadano tiene todo el derecho a saber qué ha hecho un diputado para defender o rechazar una iniciativa legislativa, con quién se ha reunido, qué documentos ha manejado, etc..., cosa que no sucede. ¿Lo va a poner en marcha esta Mesa?

— Estamos totalmente de acuerdo en eso y vamos a intentar que se mejore. Sinceramente, creo que el Paralmento está en un nivel de transparencia alto.

— En 2017, usted dijo que «no tiene justificación» la diferencia de dietas entre los diputados. ¿Va a cambiarlo?

— Se traslada una imagen irreal, parece que somos unos vividores que venimos aquí, nos metemos una dieta en el bolsillo, apretamos un botón y nos vamos y eso no es verdad...

— Pero tendrán que demostrar que eso no es verdad, no solo decirlo...

— Eso no es así, los diputados trabajan y sobre todo, somos el poder legislativo. En el Ejecutivo, hay un montón de asesores cuyo trabajo se desconoce y no son elegidos por los ciudadanos. Me parece que el foco permanentemente puesto en el Legislativo es injusto. Reivindico con toda la contundencia el trabajo de los diputados y diputadas.

— Para cerrar esta cuestión, en el reglamento todavía se mantiene que las sesiones de las comisiones no serán publicas. ¿No contradice eso la transparencia?

— Bueno, el hecho de que no sean públicas lo que quiere decir es que no pueden acceder los ciudadanos como sucede en los plenos y tiene que ver con la operatividad. Creo que tampoco habría muchos problemas si un colectivo pide estar presente en una comisión. Hay una redacción propia del parlamentarismo pero yo creo que no queda ya ninguna cámara legislativa en España que no retransmita en directo su actividad.

— En la base sexta del pacto de gobernabilidad, se recoge que se «promoverá una comisión parlamentaria para la mejora y modernización de la Administración y evaluar su descentralización. ¿Se constituirá tal comisión junto con el resto, o cree que necesita mayor maduración?

— Cuando los grupos firmantes del acuerdo registren su solicitud, sabremos exactamente el objeto de la comisión y no puedo adelantar más.

— En la última reforma del reglamento se incorporó el voto delegado. ¿La Mesa va a desarrollarlo?

— Creo que es bueno tener al menos cierto criterio acordado antes de que se produzca.

— ¿Modificarán el procedimiento para aprobar los decretos ley?

— En mi opinión, está bien perfilado. Esta legislatura va a ser muy novedosa, llena de oportunidades para inculcarles cultura de transparencia a los diputados, obligarles a cumplir con su tarea. Tenemos que ganarnos la confianza del ciudadano con trabajo. Por eso, hay que plantearse si debe haber comisiones para tratar solo un tema o si se sancionan a los que incumplan con sus obligaciones (se recoge en el reglamento), controlar si se cumple con el diputado responde... Tenemos herramientas para mejorar.