El Parlamento gasta el doble en mandar delegaciones al exterior

29/09/2018

Los viajes que han hecho algunos diputados fuera de Canarias sumaron cerca de 36.000 euros en lo que va de año, frente a los casi 16.000 euros en 2017. Los parlamentarios aseguran que las delegaciones enriquecen su trabajo

ETIQUETAS:

El Parlamento de Canarias lleva gastados 34.902,43 euros en mandar delegaciones de diputados al exterior en lo que va de año, lo que supone más de la mitad de lo que gastó en 2017, concretamente, 15.759,79 euros.

Los datos desglosados aparecen publicados en la página electrónica oficial de la Cámara, después de una petición de acceso a esta información al amparo de la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de Transparencia y de Acceso a la Información.

En 2018, la delegación que más gasto registra -20.235,67 euros- es la que participó durante siete días en las IX Jornadas Parlamentarias Atlánticas. A ellas acudieron doce diputados que tuvieron que desplazarse hasta Azores. Todos cobraron 525 euros de dieta, en torno a 600 euros por desplazamientos y hasta 852 euros por alojamiento.

Algunos de los diputados que fueron a estas jornadas coinciden en negar que sea un derroche o fueran inútiles.

La diputada de Nueva Canarias (NC), Esther González, y los diputados del Partido Socialista Canario (PSC), Iñaki Lavandera, y de Podemos, Juan José Márquez, aseguran que «merecieron la pena» por compartir experiencias y conocimientos.

González y Lavandera resaltan la posibilidad que brindan este tipo de encuentros que se desarrollan cada dos años para «reforzar la cooperación de las regiones ultraperiféricas y fortalecer nuestras posiciones en la Unión Europea». Márquez apunta además que «fortalecen la identidad macaronésica».

Particularmente se entusiasman al recordar la visita que realizaron a una central de energía geotérmica. «Entendimos perfectamente cómo se produce y después, cuando planteas iniciativas en este sentido, sabes mucho mejor de lo que se está hablando», asegura el representante de Podemos.

De hecho, Lavandera recuerda que «se lo hemos planteado al Gobierno en varias ocasiones al considerar que Canarias también podría estudiar la instalación de este tipo de infraestructuras. Azores la ha podido amortizar antes incluso de haber transcurrido diez años desde su puesta en marcha», asegura.

Por todo ello, los tres afirman que las delegaciones es una actividad que el Parlamento «debería de potenciar».

«No hay posibilidad de escaquearse», aseguran los parlamentarios consultados, «sobre todo si va la presidenta», señalan. Esther González comenta que «a mí, que no me gusta viajar, al final tengo que reconocer que me han permitido enriquecer el trabajo como diputada y conocer de primera mano cuestiones de las que nos estudiamos a base de papeles e internet». Por eso agradece el que Carolina Darias ponga tanto empeño en mantener las delegaciones.

La vicepresidenta segunda del Parlamento y diputada del Partido Popular (PP), Cristina Tavío, dice que ha podido trasladar a su trabajo lo que ha ido conociendo en las delegaciones en las que ha participado. Destaca especialmente la referida a la Unión Europea puesto que pertenece a la Comisión de Asuntos Europeos. Además, «las jornadas suelen ser muy intensas y hemos procurado que acuda una representación lo más plural posible», añade.