Los grupos trabajarán sobre la propuesta pactada en Canarias

El Congreso parte de la lista regional

04/05/2018

La ponencia del Congreso sobre el Estatuto de Autonomía va a retomar el debate del sistema electoral tomando como punto de partida la propuesta conjunta de PP, PSOE, Podemos y NC de elevar hasta 70 el número de diputados con una lista autonómica, además de la bajada de topes ya recogida en el texto en trámite.

Una vez que el consenso en el Parlamento de Canarias se ha demostrado inviable por la negativa de CC a sumarse a la propuesta mayoritaria, el debate del sistema electoral pasa a manos del Congreso: la ponencia que estudia el Estatuto tomará ahora el relevo con el objetivo de que la reforma esté a tiempo para las elecciones autonómicas de 2019.

El punto de partida para la discusión en la Cámara Baja, según los partidos que alcanzaron el acuerdo, va a ser la propuesta de reforma basada en el aumento de 60 a 70 escaños con una lista de circunscripción autonómica, junto a la bajada de topes electorales al 3% regional y 15% insular, que ya viene en el proyecto de ley remitido por el Parlamento canario.

PP, PSOE, Podemos y NC habían reducido la lista autonómica a 9 o 7 diputados en su última doble oferta para intentar que CC se sumara al acuerdo, pero tras el rechazo de la formación nacionalista en principio la primera opción es retomar la lista regional de 10 diputados como base para la negociación.

«No vamos a partir de cero», señala la diputada del PP María del Carmen Hernández Bento, «nosotros vamos a mantener la misma postura, nada ha cambiado, y a partir de ahora en la ponencia del Estatuto buscaremos el consenso sobre la propuesta común que hemos alcanzado para que salga lo antes posible», añade.

Por el PSOE, el diputado Sebastián Franquis espera que el PP cumpla su palabra y mantenga su posición en el Congreso. «Confiamos en que no haya algún pacto oculto con CC para bloquear la reforma», señala, «porque de lo contrario tendrían muy difícil explicárselo a los canarios», añade. En todo caso, Franquis recuerda que si se suma Ciudadanos -sin presencia en el Parlamento regional- habría mayoría suficiente para aprobar un nuevo sistema electoral aun sin el PP.

El diputado de Unidos-Podemos Alberto Rodríguez adelanta que su grupo buscará una reforma «lo más ambiciosa posible» a partir de la propuesta común, aunque su prioridad es modificar el sistema electoral antes de las próximas elecciones. «Para eso necesitamos articular mayorías y llegar a acuerdos, veremos hasta dónde podemos llegar», señala.