CC, PP Y PSC dejan congelada la renovación de los órganos

03/04/2018

Los grupos mayoritarios del Parlamento, Coalición Canaria (CC), Partido Socialista Canario (PSC) y Partido Popular (PP), siguen sin mover ficha para retomar la elección de los nuevos miembros de la Audiencia de Cuentas, el Consejo Consultivo y el Diputado del Común, tras la ruptura del acuerdo.

En el debate de la nacionalidad, los portavoces de los grupos con mayor número de diputados se animaron a recomponer el acuerdo para renovar los órganos de control externo, haciéndose llamadas al diálogo. Sin embargo, transcurrida algo más de una semana, ninguno ha sido capaz todavía de coger el teléfono y emplazarse a un encuentro.

De nada ha servido la amenaza de Jerónimo Saavedra con dar un portazo en el Diputado del Común, harto de esperar hace más de un año a que el Parlamento le nombre sustituto. Los portavoces siguen sin reaccionar después de que el Partido Socialista Canario (PSC) decidiera dar por roto el acuerdo que alcanzó con Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) para votar las candidaturas al Consejo Consultivo, Audiencia de Cuentas y al propio Diputado del Común.

La portavoz del PP, Australia Navarro, y el secretario general del PSC, Ángel Víctor Torres, certificaron ayer que «no hay nada nuevo» desde entonces. Y sin alguno de estos dos grupos, nada se puede llevar a cabo.

La situación que se puede abrir en el Diputado del Común es especialmente relevante. Si Saavedra abandonara su cargo -actualmente en funciones- al no haber elegido a los adjuntos, nadie podría sustituirle hasta que un pleno parlamentario designara al nuevo titular.

La ley que regula el alto comisionado del Parlamento para la defensa de los derechos de los ciudadanos ante la Administración Pública solo reconoce a los adjuntos las competencias para reemplazar al titular de la institución. Ni siquiera el secretario general, que sí está nombrado, tiene tal potestad. Por lo tanto, se podría abrir un vacío de poder.

En cuanto a las mayorías, las leyes de los distintos órganos de control establecen la exigencia de un refrendo de los tres quintos del pleno. Eso obliga a CC a buscar acuerdos bien con el PP, bien con el PSC y aún así, necesitaría además, para el primer caso, de la confluencia del grupo Mixto y Nueva Canarias (NC).