El presidente del Senado, Ander Gil, junto al presidente del Parlamento canario, Gustavo Matos. / ACFI

Colaboración institucional

El Parlamento canario se traslada por un día al Senado

La Mesa y Junta de Portavoces visitan la Cámara Territorial dentro de los actos del 40 aniversario del autogobierno

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

Hace poco más de un año, durante la visita del presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, se fraguó un acuerdo institucional para celebrar una reunión de la Mesa de la Cámara autonómica en el Senado, sede de la representación territorial.

Y fue ayer cuando se plasmó la idea que entonces tomó forma: los miembros de la Mesa y de la Junta de Portavoces cambiaron por un día la sede tinerfeña de Teobaldo Power por la madrileña Plaza de la Marina Española, en un gesto simbólico con el que se busca reivindicar el papel de las autonomías en el proceso legislativo estatal.

Desde que el presidente del Senado, Ander Gil, dio la bienvenida a los diputados autonómicos a las nueve de la mañana hasta la foto de familia con la que se cerró la agenda prevista, cerca ya de las dos de la tarde, Canarias fue la protagonista absoluta de la jornada parlamentaria.

A lo largo de esas cinco horas se reunieron la Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara canaria, hubo comparecencias ante los medios de comunicación, saludos a viejos conocidos y visita guiada por el palacio del Senado, para que sus señorías pudieran admirar el antiguo salón de plenos, la importante pinacoteca y la espléndida biblioteca neogótica, que es la joya de la corona de la casa.

La reunión reivindicó el papel de las autonomías en la toma de decisiones. / acfi

El traslado puntual de la actividad del Parlamento de Canarias al Senado se enmarca además dentro de los actos con los que la Cámara regional celebra los 40 años de parlamentarismo y autogobierno del archipiélago, conmemorando que el 10 de agosto de 1982 se aprobó el primer Estatuto de Autonomía y el 22 de diciembre se constituyó el Parlamento Provisional presidido por Pedro Guerra.

«Cuatro décadas de autogobierno que han supuesto un importante salto social y económico para Canarias, debido a que en gran medida las decisiones más trascendentes se toman en el territorio», señaló Gustavo Matos, «y aunque sigue habiendo muchos retos por resolver, Canarias no ha estado nunca mejor y haciendo un balance honesto llegamos a la conclusión de que ha valido la pena», añadió.

En su intervención tras la reuniones formales, el presidente del Parlamento canario hizo hincapié en la «gran carga simbólica» de la jornada, puesto que el Senado es la Cámara de representación territorial y parte de sus miembros son designados por los parlamentos y asambleas autonómicas. «Los parlamentos están representados en el Senado y son una parte importante del propio corazón de esta Cámara», destacó.

Los diputados autonómicos visitaron los salones del palacio del Senado. / acfi

Pero más allá del simbolismo, la delegación canaria quiso dotar la visita de contenido y en las reuniones de la Mesa y Junta de Portavoces se adoptó el acuerdo unánime de instar a los órganos de gobierno del Senado y del Congreso a articular los mecanismos que garanticen al Parlamento de Canarias el ejercicio de sus competencias en los procesos que afecten al Régimen Económico y Fiscal (REF) de las islas.

«Hay una excelente predisposición y voluntad de cooperación entre las tres Cámaras y sus servicios técnicos para evitar cualquier problema de tipo procedimental que pueda surgir», aseguró Matos tras insistir en la necesidad de ajustar los mecanismos que garanticen la participación de la Cámara autonómica en la tramitación legislativa relacionada con el fuero isleño en las Cortes Generales.

En esta línea, aseguró que Canarias tiene ahora puesta la vista en el futuro con el nuevo Estatuto de Autonomía, aprobado en el Senado en 2018, «que profundiza en la capacidad de los canarios de tomar decisiones estratégicas sobre nosotros mismos en el ámbito de nuestro territorio», añadió.

Por su parte, en la intervención de bienvenida a la delegación canaria, Ander Gil aseguró que actos como el que ayer llevó al Senado a la Mesa del Parlamento regional «son los que mejor corresponden a la naturaleza de esta casa, la Cámara de representación territorial».

El presidente del Senado, que tiene previsto realizar una visita institucional al Parlamento de Canarias aún sin fecha, se declaró un firme defensor del Estado de las autonomías.

«Lo he sido siempre y ahora más, cuando hay quienes están cuestionando el Estado autonómico y su descentralización. Los éxitos de estos 40 años avalan el éxito de este modelo», subrayó.

La delegación del Parlamento canario a su llegada a la Cámara Alta. / ACFI

La jornada dio además para que los diputados autonómicos conocieran también la concurrida cafetería de la Cámara Alta y se tomaran un café con los senadores canarios, con intercambio de chascarrillos incluido sobre la escasa simpatía que profesa algún ministro al representante isleño que lo trae por el camino de la amargura con sus reproches a machamartillo.

Hubo quien optó por despistarse discretamente del tour guiado por las salas del palacio, bien conocidas de una etapa anterior en el Senado, para comentar sondeos electorales en un despacho junto a miembros de otros partidos, y hubo quien se deleitó ante el imponente cuadro de Sorolla que refleja la jura de la Constitución por la reina regente María Cristina en el salón de los Pasos Perdidos. Unos y otros se volvieron a reorganizar para posar para la foto de familia con la que se puso fin a la visita del Parlamento canario a la Cámara territorial.