Borrar
Melchior cesa a su número dos que lo acusa de «irregularidades»

Melchior cesa a su número dos que lo acusa de «irregularidades»

El Puerto de Santa Cruz de Tenerife vivió ayer uno de los consejos de administración más tensos de los que se recuerdan. Su presidente, Ricardo Melchior, llevó el cese de su director, José Rafael Díaz, bajo el pretexto de pérdida de confianza. Detrás, sin embargo, se ocultan acusaciones de irregularidades cometidas presuntamente por Melchior en su cargo.

Jueves, 26 de abril 2018, 13:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ya ex director del puerto de Santa Cruz de Tenerife -finalmente fue cesado ayer-, José Rafael Díaz, fue elegido en 2014 con el apoyo de los sectores afines a la corriente renovadora en el seno de Coalición Canaria. También contó con el respaldo del sector empresarial del puerto de Tenerife, al que lleva ligado desde hace 25 años como funcionario publico de carrera.

Sus méritos y respaldos no han sido suficientes, sin embargo, para enfrentarse a Ricardo Melchior, un referente en Coalición Canaria y toda una institución en Tenerife tras catorce años como presidente del Cabildo insular.

Díaz y Melchior llegaron el mismo año al puerto y durante más de tres años han convivido. Sin embargo, hace más de un año comenzaron los roces. Fuentes cercanas aseguran que todo arrancó cuando Díaz se negó a acatar «ciertas irregularidades de Melchior». Actualmente, la institución está siendo objeto de una investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción de Tenerife por una contratación irregular.

Antes del consejo de ayer, Díaz remitió una carta a los miembros del consejo de administración a la que ha tenido acceso CANARIAS7 y en la que el ya ex director relata que ha estado sometido a un «linchamiento» por parte de Melchior y todo, «por no querer doblegarse al dictado de irregularidades y seguramente, ilegalidades desde la presidencia». «Por eso estamos ante una votación arbitraria (en referencia a la de ayer)», añade Díaz, que indica que pese a la situación vivida no quiso actuar «para evitar dañar la imagen de la institución».

Díaz advierte que, tras su cese, acudirá a los tribunales. «Se me ha informado que se me degradará de jefe de departamento que es mi puesto en este organismo (...) Estoy dispuesto a que (Melchior) me envíe a las mazmorras del edificio pero lo que podrá quitarme es el respaldo de la comunidad portuaria y el empresarial y mucho menos mi dedicación, mi trayectoria profesional y mi nombre», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios