Gustavo Matos, presidente del Parlamento de Canarias. / c7

Matos: «Los diputados canarios tienen un pie pegado a tierra»

El presidente del Parlamento aborda las claves del debate que arranca el martes

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El Parlamento de Canarias afronta desde el próximo martes el primer debate del estado de la nacionalidad de la presente legislatura, al no celebrarse el pasado añor por el estado de alarma. La sesión estará marcada por las restricciones derivadas del repunte de contagios. Este domingo, CANARIAS7 publica una amplia entrevista con Gustavo Matos, presidente del Parlamento, en la que se muestra confiado en que tanto el Gobierno como los portavoces de los grupos estarán a la altura de un momento tan crítico.

-Se avecina un debate en un momento donde la política nacional está marcada por una gran crispación, con debates broncos en el Congreso. ¿Teme que el debate que empieza el martes en el Parlamento canario se contagie de esa situación?

– Sinceramente creo que no. Podemos estar orgullosos de nuestro Parlamento en ese sentido, porque ha habido momentos difíciles y complicados, pero tanto Gobierno como oposición se han comportado con unos niveles de educación y elegancia parlamentaria de los que nos debemos sentir orgullosos. Esa imagen es al final la imagen de la propia Canarias. Obviamente será un debate intenso, estoy seguro de ello, pero creo que no se traspasarán los límites que desgraciadamente vemos en otros parlamentos. Ycreo que los parlamentos tienen una responsabilidad didáctica respecto a la ciudadanía, de manera que no deben contagiar crispación o deteriorar la convivencia.

– Dice usted que el Parlamento es un reflejo de la sociedad, ¿pero de verdad los diputados mantienen el contacto con la sociedad? ¿No viven ustedes en una especie de burbuja y se van alejando cada vez más de la ciudadanía?

– No lo creo. Es parte de una imagen que no se corresponde con la realidad. Somos un Parlamento pequeño, de 70 personas, y siempre uso el símil de que cabemos todos en un avión de Binter y sobran dos plazas... Yson parlamentarios con sus circunstancias personales: ¿quién no tiene un familiar en paro, en un ERTE, o quién no ha tenido alguien afectado por la crisis sanitaria? Los diputados canarios tienen, en general, un pie pegado a tierra, más allá de las actuaciones de cada uno. Este es un Parlamento muy cercano a la gente, al menos en esta legislatura que me ha tocado presidir.

– ¿De verdad un parlamentario trabaja? ¿Qué mecanismo hay para penalizar al que cobra el sueldo y no hace nada?

– En los colectivos humanos siempre están el que trabaja más y el que trabaja menos... Lo que tiene el Parlamento canario es que probablemente la institución más controlada de Canarias, porque se sabe exactamente, con solo hacer un clic en una web, qué ha hecho cada diputado, qué ha cobrado, cuál es su currículum... La transparencia es muy potente y hace que los diputados, sabiéndose observados, intensifiquen su actividad. Tal es así que en lo que llevamos de legislatura hay un 30% más de actividad que en legislaturas anteriores. Solo desde el decreto del estado de alarma hasta la actualidad se han presentado 7.222 iniciativas. Luego hay que ver individualmente quién trabaja más y quién trabaja menos pero creo que el mejor control son las urnas y que los ciudadanos decidan.