El socialista canario Juan Fernando López Aguilar, durante una intervención en el Parlamento Europeo. / efe

López Aguilar, entre los eurodiputados que más influyen en las leyes de la UE

Un estudio sitúa al socialista canario en el sexto puesto por su peso en las iniciativas de la Eurocámara, integrada por 705 miembros

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

Un estudio del instituto de investigación EUmatrix que mide la influencia que los diputados del Parlamento Europeo (PE) ejercen sobre la legislación de la UE y las posiciones de la Eurocámara, sitúa al eurodiputado del PSOE canario Juan Fernando López Aguilar entre los diez primeros puestos.

Actualmente en su tercer mandato parlamentario, López Aguilar, presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) desde 2019, aparece como el sexto eurodiputado más influyente políticamente en la elaboración de leyes comunitarias por su amplia contribución como ponente, principalmente en expedientes relacionados con las libertades civiles y la transformación digital.

El estudio tiene por objeto destacar a los eurodiputados que están dando forma a leyes que afectan a más de 440 millones de ciudadanos, y mide la influencia a través de una combinación de criterios como las posiciones de liderazgo formales e informales, trabajo legislativo real, red política, membresía en comités y comportamiento electoral.

López Aguilar valora que el estudio reconozca la intensa labor que desarrolla situándolo como sexto eurodiputado más influyente de un total de 705, y lo atribuye en buena parte a que la comisión que preside tiene el espectro legislativo más amplio del Parlamento Europeo, de la que emana el 23% de las leyes comunitarias determinantes para los Estados miembros.

«Me sitúa en una posición relevante como ponente de leyes europeas, por el número de intervenciones y por mi participación en grupos de negociación en asuntos que afectan a derechos fundamentales y libertades civiles», señala, «pero sobre todo porque presido la comisión de mayor rango legislativo, que se ocupa de la libre circulación, de las fronteras exteriores de la UE y del espacio Schengen, de la legislación penal europea, de garantías procesales , de migración y asilo y de seguridad interior», añade.

Un espectro legislativo que califica de «descomunal», con la mayor frecuencia de reuniones de la Eurocámara y que conlleva un elevado número de intervenciones en el pleno de Estrasburgo.

Además de esto, también influyen en la valoración del eurodiputado canario la actividad desplegada como consecuencia de las dos crisis sin precedentes de la pandemia de covid-19 y la guerra de Ucrania. Ambas han requerido expedientes legislativos de urgencia, que de acuerdo al reglamento del PE son conducidos por el presidente de la comisión competente.

En el caso de la pandemia, suyos son el reglamento de covid digital para poner en orden las medidas de emergencia, y con la guerra ha participado en un conjunto de leyes de urgencia como la ley penal europea que penaliza el incumplimiento de las sanciones contra Rusia, o la confiscación de bienes de los oligarcas rusos, así como la prohibición de aceptar los documentos -pasaportes o cédulas de identidad- expedidos por las autoridades rusas en los territorios ocupados.

«Como presidente de LIBE presido también los trílogos, que son la fase definitiva de negociación a cara de perro entre el equipo de PE y el Consejo, y eso da también mucha relevancia», señala.