La patronal pide rebajar los impuestos y UGT nuevas tasas

01/09/2018

La Confederación Canaria de Empresarios y UGT mantienen posiciones distintas también sobre el aprovechamiento del superávit y que el Gobierno exige que sea para servicios esenciales

Las Palmas de gran canaria

Empresarios y sindicatos mantienen posiciones muy alejadas sobre la posibilidad de modificar los impuestos en la elaboración de los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma, materia sobre la que el Gobierno ya ha indicado que habrá pocos cambios para 2019.

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios. Agustín Manrique de Lara, mantiene que, «si se dan las condiciones» se debe bajar la presión fiscal y volver a la situación previa a la crisis porque, recuerda, la subida fue transitoria para paliar la caída de la actividad y los ingresos públicos. Para el secretario general de UGT Canarias, Gustavo Santana, en cambio, el Gobierno debería convocar cuanto antes el grupo de trabajo aprobado en la mesa de concertación social para debatir una reforma fiscal en profundidad. Entretanto, entiende que se debería valorar la implantación de nuevas tasas -incluida la ecotasa- «para hacer más vigorosas las cuentas canarias y tener otros recursos para seguir manteniendo los servicios esenciales».

La próxima semana está convocada una reunión del consejo asesor del presidente en la que los agentes económicos y sociales esperan que el Gobierno explique las líneas maestras del presupuesto para el próximo año y «qué ocurre con las cuentas estatales y la posibilidad de invertir el superávit». A priori, la patronal comparte la forma de presupuestar de los últimos años en las islas por la «ortodoxia y el control del déficit».

Santana insiste en la conveniencia de implantar nuevas tasas y rechaza que el IGIC al turismo vuelva al tipo del 5% «porque ya se ha visto que la subida en 2012 no repercutió en la llegada de turistas y los ingresos del sector siguen engordando los ingresos del Archipiélago».

Respecto al llamamiento de unidad del Gobierno en su reivindicación para invertir el déficit en los servicios esenciales, Manrique de Lara mantiene que se debe destinar, «como está previsto», a inversiones financieramente sostenibles. A su juicio, el objetivo de un presupuesto público es contar con infraestructuras e inversiones para que se desarrolle actividad económica y se generen ingresos. «El gasto público», explica, «no da mayor riqueza», aunque prioriza la atención a los servicios básicos. Confía en que las cuentas de 2019 mantengan la línea ascendente de la inversión pública porque los ingresos «se han comportado muy bien».

Por su parte, el líder de UGT, Gustavo Santana, está de acuerdo en que el aprovechamiento del superávit debe ser para asuntos sociales pero apunta que éste debe ser circunstancial «porque lo que realmente liga el sostenimiento de los servicios esenciales es una reforma fiscal en profundidad» en la que además se tenga en cuenta el tramo autonómico del IRPF y su repercusión en las rentas más altas.

En cualquier caso, asegura el dirigente sindical que «poca piña» pueden hacer con el Gobierno autonómico en este sentido porque han hecho propuestas que no se han materializado «y no todo depende del Estado, hay cosas que se pueden hacer en Canarias»

  • 1

    ¿Deben ser los partidos políticos los que designen a los miembros del Consejo General del Poder Judicial?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados