La oposición arremete contra la subida de impuestos en 2020

CC acusa al Gobierno de sacar su programa a costa del bolsillo de los ciudadanos. Cs culpa a Torres de castigar a los canarios y los conservadores le reprochan que les «asfixie» a impuestos

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

Coalición Canaria (CC), Partido Popular ( PP) y Ciudadanos (Cs) ejercieron ayer su labor de oposición criticando el avance del presupuesto al resaltar la subida de impuestos, la bajada de la inversión y el mantenimiento de la tasa de paro.

El portavoz del grupo Nacionalista, José Miguel Barragán, calificó las cuentas autonómicas como de la «fiesta del pacto de las flores» y negó que fueran prudentes como dijo el consejero de Hacienda el día anterior. «No tienen nada de prudentes -aseveró-; en un escenario de incertidumbre lo que se hace en otros lugares es inyectar dinero a la economía en vez de subir los impuestos», explicó.

Además, Barragán minusvaloró el impacto que tendrá el aumento de la presión fiscal sobre las rentas altas al sostener que «solo van a obtener dos millones de los ricos -refiriéndose a las rentas de más de 120.000 euros- y además, será en 2021».

Para CC es «preocupante la bajada de la inversión» que la enmarcó en el Gobierno «sumiso» respecto del Ejecutivo estatal a la hora de reivindicar la deuda. Por todo ello, avanzó la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad.

La portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, coincidió en que es una «absoluta temeridad» que, «con una desaceleración económica a las puertas, el Gobierno dispare el gasto hasta el 75% del presupuestos mientras reconoce una nueva espiral de paro» y «asfixia a impuestos a familias y empresas».

En un comunicado, el PP destaca que la presión fiscal «aumenta casi un 19%, se disminuye la inversión en torno a 70 millones de euros, y endeudan a nuestra comunidad».

La portavoz del grupo Mixto y diputada de Cs, Vidina Espino, acusó al Gobierno de haber aprobado unos presupuestos que «encarecerá la cesta de la compra, castigarán a la pequeña y mediana empresa y se mira para otro lado cuando hay que reclamar al Estado los más de 1.0000 millones que debe a Canarias».

En cuanto a los grupos que apoyan al Gobierno, el diputado del Partido Socialista Canario ( PSC), Iñaki Lavandera, resaltó que el pacto, «pese a los deseos de CC y PP, ha superado su primera gran prueba, demostrando estabilidad y que está totalmente cohesionado».

El portavoz de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, destacó que «estamos ante los presupuestos más sociales de la historia» dado que el gasto de las áreas vinculadas con las políticas sociales está «muy por encima» del gasto global.

El portavoz de Sí Podemos, Manuel Marrero, coincidió en el «cumplimiento» de los compromisos sociales. Resaltó que la Consejería de Derechos Sociales suba 40 millones y que se dedique 18 millones más a la prestación canaria de inserción para llegar hasta «9.000 familias».

En una nota, la Agrupación Socialista Gomera justifica el «ajuste» de la fiscalidad por la «ambiciosa agenda social» y «palían las altas tasas de desempleo, pobreza y exclusión social»,