La izquierda rechaza la cruzada del PP por disminuir el IGIC

El Gobierno solo ha barajado bajadas selectivas del impuesto, a las que también se han sumado los tres diputados del grupo Mixto, esenciales para sacar un nuevo presupuesto en 2019 en el caso de que CC cierre un acuerdo con los conservadores, algo que todos los grupos prevén

ALMUDENA SÁNCHEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Partido Popular ( PP) se queda solo en su cruzada porque el Gobierno autonómico baje el tipo general del impuesto general indirecto canario (IGIC). Al menos en la semana previa a las reuniones que el Ejecutivo prevé mantener con todos los grupos del Parlamento para hablar de los presupuestos de 2019.

Es más, tampoco ningún portavoz y diputado consultado sobre esta cuestión da credibilidad a la contundencia con la que se expresó el día anterior el presidente autonómico del PP, Asier Antona, al determinar el apoyo de su grupo parlamentario a la bajada fiscal.

El diputado del Partido Socialista Canario ( PSC), Iñaki Lavandera, puso ayer énfasis en que «el PP ha ido de la mano con Coalición Canaria (CC) desde que se rompió el pacto» con los socialistas; «no resulta creíble», concluyó.

Román Rodríguez, portavoz de Nueva Canarias (NC), avanzó que «Asier Antona va a tener que tragarse sus propias palabras la semana que viene». Recordó como los conservadores «hicieron lo mismo el año pasado», cuando reclamaron la reducción lineal y generalizada del IGIC «y al final terminaron cediendo y apoyando el Presupuesto de Fernando Clavijo».

Lavandera coincidió con la percepción del dirigente nacionalista y apuntó además que «CC y PP son cómplices de la mayor parte de las modificaciones fiscales que han perjudicado los servicios públicos esenciales y beneficiado a las rentas más altas».

Rodríguez afirmó que el PP ha introducido las bajadas «selectivas» del IGIC «para poder luego justificar su respaldo».

La portavoz de Podemos, Noemí Santana, declaró que «el PP carece de programa político para Canarias y aplica la máxima de primero de oposición: bajar los impuestos con la falsa premisa de desahogar al ciudadano y al mismo tiempo, fortalecer el crecimiento».

Santana sostiene igualmente que reducir los ingresos públicos a través del IGIC «afecta directamente al sostenimiento de los servicios públicos, máxime cuando el IGIC es un impuesto de escasa presión fiscal», apuntó.

Tampoco está por la labor de refrendar la bajada fiscal propuesta por los conservadores el grupo Mixto, esencial para que el Gobierno pudiera tener la mayoría suficiente con la que sacar adelante el proyecto presupuestario si éste cuenta al final con el favor del PP.

Tanto el portavoz de los gomeros como sus dos diputados han venido advirtiendo hace semanas que «no vamos a apoyar la aplicación de rebajas lineales del IGIC».

El representante del Mixto, Jesús Ramos, abrió la puerta precisamente a las reducciones selectivas del impuesto, algunas de las cuales han sido apuntadas por la consejera de Hacienda, Rosa Dávila en varias ocasiones.

La también portavoz del Ejecutivo ha hablado, por ejemplo, de retocar los tipos para «luchar contra el cambio climático», aunque al mismo tiempo, ha coincidido con los conservadores en dar más liquidez a los consumidores de las islas.

De todos modos, el diputado del Partido Socialista Canario se mostró convencido de que «a estas alturas, el anteproyecto de ley de presupuestos está más que cocinado en el marco de la estrategia de acercamiento en la que llevan trabajando Coalición Canaria y el Partido Popular desde hace tiempo», añadió.