La entrada del PP en los puertos se frena por la tensión política

El pacto alcanzado entre CC y Partido Popular -que incluye las autoridades portuarias para los populares- tardará aún unas semanas en materializarse. La «precipitación» en la noticia que hizo saltar por los aires la renovación de los órganos dependientes del Parlamento ha alterado las previsiones de las dos formaciones, que deben «retomar» el acuerdo.

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

Juan José Cardona (PP) tendrá que esperar para ocupar la Presidencia de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, igual que se demorará la salida de Ricardo Melchior (CC) del puerto de Santa Cruz de Tenerife. Los acuerdos cerrados entre nacionalistas y populares -y que provocó que el secretario general del PSOE diera por roto el acuerdo para renovar los órganos dependientes del Parlamento- están pendientes de que ambas formaciones vuelvan a sentarse y empiecen a «encajar de nuevo los distintos elementos que están sobre la mesa» después de la «precipitación» con la que se dio a conocer la noticia.

El nuevo escenario ha provocado que se haya echado el freno a la designación de los nuevos responsables de las autoridades portuarias que, de momento, no está en la agenda del Gobierno de Fernando Clavijo porque este asunto «siempre se negoció en un paquete en el que, junto a los órganos dependientes del Estado iban los órganos del Parlamento regional -la Audiencia de Cuentas, el Diputado del Común y el Consejo Consultivo-.

La negociación de estas entidades en la Cámara ha ido en paralelo con la llevada a cabo por el Ejecutivo, pero una vez rota la primera, la segunda «no ata a nadie». El socialista Luis Ibarra continuaba al frente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas -a pesar de la ruptura del pacto de Gobierno entre CC y PSOE hace más de un año- porque, además de valorar su gestión, era la «vía de estabilidad» de los nacionalistas con el Partido Socialista. Una vez quebrados los acuerdos en el Parlamento, Coalición se siente liberado para buscar otros pactos.

Por otro lado, la decisión -por primera vez- de Coalición Canaria de ceder la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha generado malestar en las filas nacionalistas tinerfeñas, que además no han visto con buenos ojos que esta decisión no haya pasado por los órganos de dirección del partido.

Los nacionalistas entienden que la pérdida de confianza en Ricardo Melchior no es razón suficiente para renunciar -y dejar en manos del Partido Popular- una institución tan sensible como la Autoridad Portuaria.

Acercamiento a Nueva Canarias

Una vez consumada la ruptura del pacto para la renovación de los órganos dependientes del Parlamento tras la retirada unilateral del Partido Socialista, los grupos parlamentarios se están recomponiendo para encontrar una solución y ya hay una propuesta de Coalición para sentarse a hablar y alcanzar acuerdos «más allá de los tres partidos principales», es decir, incluyendo a Nueva Canarias. Estas dos formaciones, junto con el PP y ASG superan los votos necesarios para la elección. Este acercamiento ya fue palpable en el debate de la nacionalidad celebrado esta misma semana, en el que, a pesar de las críticas, se rebajó el tono entre el presidente, Fernando Clavijo, y el líder de NC, Román Rodríguez,