Torres: Antes de poner más rotondas tenemos que hacer escuelas infantiles

28/10/2019

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha dicho este lunes que "antes de volver a poner una rotonda" en las Islas, "hay que hacer escuelas infantiles o desaladoras" para subrayar las prioridades que, a juicio de su Ejecutivo, deben guiar las inversiones a ejecutar con cargo al Fdcan.

De esta manera ha aludido Torres en un acto celebrado en Las Palmas de Gran Canaria a la redefinición del Fondo de Desarrollo de Canarias que ha planteado a cabildos y municipios con el fin de que los 160 millones de euros anuales en los que está presupuestado se inviertan en actuaciones que contribuyan a dar respuesta a las emergencias climática y social que tiene el archipiélago.

El expresidente del Ejecutivo regional Jerónimo Saavedra, quien ha intervenido antes que Torres, ha apostillado que "una rotonda no resuelve los problemas sociales que tiene Canarias", para abogar por el "fortalecimiento del Gobierno" autonómico que le permita gestionar los recursos necesarios para propiciar un principio estatutario que, en su opinión, no se cumple: el de la igualdad de todos los canarios independientemente de la isla donde vivan.

Además de admitir que de Saavedra ha "aprendido que la política es diálogo y acuerdo", Torres ha destacado que el primer presidente socialista de Canarias hizo, tras los últimos comicios autonómicos, "una labor de asesoramiento" que resultó "fundamental" para que las Islas puedan tener en la actualidad un "gobierno de izquierda" como el que preside él desde hace ya cien días.

Torres ha revelado que, además de Saavedra, Patricia Hernández, Juan Fernando López Aguilar y Sebastián Franquis, fueron sus principales apoyo durante las tres semanas que siguieron a esos comicios, en las que produjeron las intensas y fluctuantes negociaciones que se saldaron con la firma del llamado Pacto de las Flores que sustentan el PSOE, NC, Podemos y ASG.

El presidente canario ha aludido en su intervención a los indicadores que conforman el "diagnóstico" socioeconómico de Canarias y ha confrontado esa realidad con las medidas que su Gobierno pretende aplicar en la presente legislatura con un presupuesto que crece en 211 millones en relación al anterior sobre la base de tres principios básicos: la justicia social, la economía solidaria y el desarrollo sostenible.

Precariedad

Para paliar la precariedad que afecta a mujeres, parados de larga duración, dependientes sin diagnosticar, jóvenes que ni estudian ni trabajan o personas que sufren pobreza severa, el Ejecutivo regional ha tenido que "tocar impuestos para conseguir 73 millones de euros", un incremento de la presión fiscal que no afectará a los hogares, que han perdido en los últimos diez años un 10,3% de su capacidad de gasto, y sí a las rentas más altas, ha dicho el presidente.

Con el mismo fin, ha planteado que el 50 % de las inversiones que se vayan a ejecutar con cargo al Fdcan se dirijan a políticas sociales, una propuesta que han aceptado los cabildos.

Además, el presidente ha resaltado que el proyecto de presupuestos regionales para 2020 incrementa el gasto social en más de 6.000 millones de euros, lo que supone un 12 % más que lo consignado para este área en el presente ejercicio.

Emergencia climática

Para atender a otra de las prioridades de la legislatura, la emergencia climática declarada en Canarias, el Gobierno que preside Torres se ha comprometido a dar cuenta ante el Parlamento regional en 2022 de las acciones emprendidas para paliar la huella del cambio climático en el archipiélago.

Ángel Víctor Torres se ha referido a la necesidad de que el próximo Gobierno de España "cambie o derogue" la Ley de Estabilidad Presupuestaria, un planteamiento que ha enlazado con el hecho de que el proyecto presupuestario diseñado para el próximo ejercicio en Canarias prevea inversiones públicas por valor de unos 1.000 millones de euros, una cuantía, ha dicho, que es "la que se puede digerir" con un escenario de crecimiento del 1,3%.

Empleo

El presidente ha recalcado, no obstante, que se ha decidido dotar con 40 millones de euros la inversión en políticas activas de empleo, desde la convicción de que a más formación más productividad, un indicador este último que, a su juicio, explica "el problema estructural" que tiene Canarias.

"La hora trabajada en las Islas es la que menos se paga porque es la que menos produce", ha referido Torres, quien ha estimado que esta realidad responde al alto índice de abandono escolar que aún se da en el archipiélago y a un problema general de baja cualificación.