Los partidos apoyan subir el descuento a los residentes

‘Sí’ del Congreso a la ayuda del 75%

23/03/2018

La comisión de Fomento del Congreso aprobó ayer una iniciativa conjunta de PSOE y Unidos Podemos en la que se insta al Gobierno a elevar al 75% la subvención al transporte de residentes en los trayectos a la península. PP y Ciudadanos, que reclaman un estudio más profundo, se abstuvieron en la votación.

La proposición no de ley (PNL) del PSOE firmada por diputados de los cuatro territorios extrapeninsulares españoles -Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla- y pactada durante el debate parlamentario con Unidos Podemos, salió finalmente adelante sin ningún voto en contra, pese a que en un principio PP y Ciudadanos expresaron serias reticencias a una propuesta que ya habían rechazado en ocasiones anteriores.

El texto aprobado ayer propone entre otras medidas para mejorar la conectividad el incremento de la bonificación a pasajeros residentes del actual 50% hasta el 75% del precio del billete para el transporte aéreo y marítimo entre los territorios extrapeninsulares y el resto del Estado. Esta subvención, que igualaría la que desde el año pasado se aplica en los trayectos interinsulares, sería aplicable solo para los billetes adquiridos para volar en clase económica o turista, excluyéndose los viajes en avión en primera clase.

Con el fin de garantizar las comunicaciones aéreas, la iniciativa respaldada por el Congreso -que no tiene carácter vinculante- plantea también que el Gobierno estatal aplique la figura de Obligación de Servicio Público (OSP) en aquellos trayectos en los que la demanda comercial no asegure el mantenimiento de la oferta, además de realizar revisiones periódicas sobre esas rutas para garantizar la prestación de un servicio adecuado.

La abstención del Partido Popular se interpreta ente las demás fuerzas políticas como una posible señal de su disposición a negociar la incorporación del 75% de descuento en los viajes a la península en los Presupuestos estatales de 2018 -que el Gobierno estima tendrá un coste de 400 millones- a cambio de los votos que le permitan aprobarlos. Hasta ahora el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha mantenido que los precios de los billetes entre Canarias y el resto del Estado son ya «muy competitivos» por la incorporación de nuevas compañías y el aumento de frecuencias y rutas.