Obras Públicas anuló parte del contrato de la vía de La Palma

28/04/2018

El Consejo de Gobierno acordó en julio de 2017 anular el segundo modificado y las obras complementarias al contrato adjudicado en 2007 para acondicionar una parte de la carretera C-830 de Santa Cruz de La Palma. Ambas actuaciones supusieron un sobrecoste superior a los 54 millones.

El consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, recogió la declaración de nulidad promovida por su antecesora en el cargo sobre el contrato adjudicado en 2007 para acondicionar la carretera C-830 de Santa Cruz de La Palma, tramo Los Sauces-Cruz del Castillo.

Rodríguez llevó el expediente hasta el Consejo de Gobierno que, en julio de 2017, acordó «declarar la nulidad del contrato de obra Modificado nº 2 (...), por importe de 4.285.774,55 euros, así como del contrato de obra complementario». Las obras del modificado ascendieron a 38.854.191,69 de euros y las complementarias, 15.416.916,34 de euros, sumando un sobrecoste total de 54.271.108 euros, según figura en la documentación remitida por el Ejecutivo autonómico.

Podemos ha llevado este tema a la Fiscalía denunciando al exconsejero de Obras Públicas del Gobierno anterior, Domingo Berriel, por posibilitar que el proyecto viario superara el presupuesto de adjudicación en un 67,4% a pesar de haber menguado un 32,2% la longitud de la vía inicialmente proyectada. Por eso, el grupo parlamentario ve indicios de «prevaricación, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos».

En el informe realizado en su momento por el director general de Infraestructura Viaria, se desglosan los sobrecostes que registra el proyecto.

De los 32,4 millones licitados para construir 23,5 kilómetros, se pasó a añadir 38,8 millones para el modificado número uno, que significa un incremento del 19,87% y las obras complementarias costaron 16,1 millones que elevó el importe un 47,56%. Es decir, de 32,4 millones licitados se pasó a 54,2 millones, un 67,42% más, a pesar de que el modificado número dos redujo el número de kilómetros proyectado inicialmente: de 23,5 km a los 15,7 que «finalmente fueron realizados». Se resalta que «el coste por kilómetro ha pasado de 1.379.349,92 de euros a 3.456.758,47 de euros, es decir un 250,6 % de desviación».