Prospecciones petrolíferas

Marruecos no ve motivos de alarma

23/01/2018

La directora general de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM) de Marruecos, Amina Benkhadra, cree que «no hay razón» para la creciente preocupación en Canarias por las prospecciones autorizadas a 100 kilómetros de las costas isleñas.

Ante la inquietud generada en Canarias por el contrato que el Gobierno de Marruecos suscribió en diciembre con la petrolera italiana ENI para realizar prospecciones en busca de hidrocarburos frente a las costas de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya, la dirigente de la ONHYM ha reaccionado con una llamada a la tranquilidad de las instituciones y la población de las Islas.

«Creo que hay una sensibilidad un poco fuerte sobre este asunto», ha señalado Amina Benkhadra en declaraciones a la publicación marroquí TelQuel.ma, «porque ​desde mi punto de vista no hay razón para preocuparse, se trata de un trabajo preliminar normal y nosotros respetamos la normativa vigente, ya sea el Código de Hidrocarburos o la Ley de Medio Ambiente».

La directora general de la ONHYM asegura que de momento no se ha descubierto ningún yacimiento y señala que lo que se lleva a cabo son únicamente “trabajos de exploración”, tras los estudios geológicos y sísmicos realizados en los 23.900 kilómetros cuadrados de la zona Tarfaya Offshore Shallow, situada entre Tarfaya, Sidi Ifni y las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Benkhadra puntualiza que si las prospecciones previstas se revelasen concluyentes y demostraran la existencia de un yacimiento de hidrocarburos en la zona, la explotación de estos recursos tardará todavía algunos años más en comenzar, aunque asegura en todo caso no existe garantía alguna de que los sondeos vayan a dar un resultado positivo. En este sentido, el artículo de TelQuel.ma recuerda que en 2015 la multinacional Repsol ya abandonó las investigaciones autorizadas por el Gobierno español frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, que también habían generado una enorme polémica, porque los recursos hallados no resultaban rentables para su explotación.

El pasado 20 de diciembre la agencia estatal marroquí de hidrocarburos que dirige Benkhadra vendió el 75% de las acciones del proyecto para buscar petróleo a lo largo de su costa a la empresa ENI, una compañía petrolera que lleva operando varios años en Marruecos, donde ya obtuvo con anterioridad derechos sobre otros permisos de investigación, en concreto para los proyectos Rabat Deep Offshore (40%) y El Jadida Offshore (75%).