El incremento impositivo solo afectará a las rentas más altas

22/10/2019

El presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, presentó ayer las líneas básicas del Presupuesto de la comunidad autónoma para 2020 al consejo asesor e hizo hincapié en que la subida fiscal será «progresiva» y, por tanto, no afectará a las rentas bajas y medias

El incremento fiscal que recoge el anteproyecto de ley de Presupuestos de la comunidad autónoma para el próximo año no afectará a las rentas bajas ni medias. Así lo aseguró ayer el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, al consejo asesor en un encuentro en el que esbozó las líneas básicas de este documento y apuntó que la reforma impositiva se llevará a cabo con «una progresividad clara».

Sindicatos y empresarios expresaron su respaldo a estas cuentas que recogen una «agenda social imprescindible» para 2020, aunque el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, dejó claro que «no comparte el incremento fiscal» previsto.

Torres insistió en la progresividad de la reforma fiscal y destacó como ejemplo que la subida en la factura de la luz -que se gravará en un 3%- «no llegará a las viviendas», sino a las potencias elevadas. Igualmente, y ante la crítica de la patronal por que esta subida de impuestos hará mella en sectores importantes para la economía y el empleo de las islas, como el del automóvil o las perfumerías, el presidente insistió en que se aumenta un 1,5% a «los vehículos de lujo, no los de menor caballaje».

Además, destacó que en el caso de las sucesiones, la bonificación será «absoluta» hasta 300.000 euros.

Tras la reunión, Torres se manifestó «contento» con el resultado de este encuentro con el consejo asesor al que expuso que en este momento «se tienen que tomar decisiones» sobre la política de ingresos y de gasto para mejorar y reforzar los servicios esenciales. Al respecto, citó que la Prestación Canaria de Inserción (PCI) contará el próximo ejercicio con 18 millones de euros adicionales, el Servicio Canario de Empleo (SCE) tendrá 15 millones más para activar el empleo, o que habrá otros 15 millones nuevos para vivienda pública, así como once millones para luchar contra el cambio climático. Además, aumentarán de forma notable los recursos destinados a la dependencia y los derechos fundamentales, como la sanidad y educación. El Gobierno, recalcó Ángel Víctor Torres, «no renuncia» a la agenda social comprometida para estos cuatro años de legislatura.

Además, en cuanto al capítulo de gastos, puntualizó que conlleva una reordenación que implica el aplazamiento de los Fondos de Desarrollo de Canarias (Fdcan) a cabildos y ayuntamientos para este ejercicio y el próximo, lo que permitirá al Gobierno regional contar con 80 millones. Esta medida, dijo el presidente, no supondrá para las corporaciones locales «la pérdida de un solo euro».

Por otro lado, el presidente también contestó a algunas críticas que se han vertido por parte de los representantes sindicales en la administración pública y que habían echado en falta en el anteproyecto de presupuestos para el próximo año el incremento salarial del 2% fijado por el Estado. Torres aclaró que esta subida ya está contemplada en el texto que el Consejo de Gobierno prevé aprobar mañana.

Apoyo.

A pesar del rechazo a la subida impositiva, el presidente de los Empresarios, Agustín Manrique de Lara, expresó su respaldo al presupuesto -que calificó de «continuista»- y apuntó que las organizaciones empresariales están para «dar estabilidad» al Gobierno de Canarias». Por su parte, el secretario de Política Institucional de UGT, Pedro Martínez, saludó la «vertiente social» de las cuentas del próximo año y espera que las corporaciones locales finalmente renuncien al porcentaje del IGIC que les ha solicitado el Ejecutivo. El secretario general de CC OO, Inocencio González, subrayó que se trata de un presupuesto «anticíclico» y entiende que se ha dado «un paso valiente».