El Gobierno abre otro frente con Fomento por los viajes más caros

02/10/2018

La portavoz Rosa Dávila anuncia que se requiere a Fomento para que vigile la subida del precio de los billetes de avión, basándose solo en quejas de ciudadanos. Sin embargo, el vicepresidente y consejero competente, Pablo Rodríguez, niega horas antes tener constancia de un encarecimiento

A la espera de novedades sobre la formalización -aún incierta- del Convenio de Carreteras, el Gobierno autonómico abre un nuevo frente con el Ministerio de Fomento, tras dar la suficiente credibilidad a unos «ciudadanos anónimos» que, según la portavoz, se han quejado de que volar a la península resulta cada vez más caro. De esta forma, se iría neutralizando el aumento de la bonificación del 75% aprobado este mismo verano.

Rosa Dávila puntualizó que el Ejecutivo no dispone de datos certeros sobre un encarecimiento de los billetes, solo «quejas que nos han hecho llegar ciudadanos anónimos». Al parecer, ni siquiera eso debe de haberle llegado al vicepresidente y consejero competente en esta materia, Pablo Rodríguez, a pesar de que la portavoz le mencionó al indicar que él mismo había informado al Consejo de Gobierno del «requerimiento» enviado a Fomento ayer por la mañana.

Rodríguez Valido aseguró que «no existe, a día de hoy, una subida artificial de precios», como han denunciado diversos sectores sociales y políticos, según EFE. El también consejero de Transportes atribuyó la sensación que tienen los viajeros a que «lo que sí ha habido es un extraordinario aumento de la demanda» como consecuencia del abaratamiento provocado por la ampliación del descuento a los isleños, que tienden a «agotar los precios más económicos» en primer lugar, con lo cual quienes compran sus pasajes con posterioridad se ven obligados a adquirir los de tarifas más elevadas, explicó.

Según la versión que ofreció la portavoz, en el requerimiento enviado se insta a la Dirección General de Aviación Civil a que active de forma «inmediata» el observatorio de precios contemplado en la Ley de Presupuestos Generales del Estado vigente.

«En este momento, el Gobierno de Canarias no está en disposición de afirmar nada -reconoció Dávila- y como nosotros no podemos constatar si hay o no un incremento artificial del precio de los billetes, lo tiene que hacer Aviación Civil».

Rosa Dávila consideró que resulta «necesario ver si la subida es puntual o se trata de un incremento que para Aviación Civl es muy fácil detectarlo de forma inmediata y, llegado el caso, ponerlo de manifiesto a la Comisión Nacional de la Competencia», relató.

Tal requerimiento se produce también después de que varios grupos parlamentarios -en especial Nueva Canarias- apremiaran al vicepresidente a hacerlo.

La portavoz rehusó mostrar decepción con las compañías aéreas, cuyos representantes negaron que fueran a subir los precios de los billetes con la entrada en vigor del 75% de bonificación, durante una reunión mantenida con el presidente, Fernando Clavijo. «Lo que queremos es constatar si hay una realidad o no a través del observatorio de precios -contestó-, y que se haga un seguimiento continuo y constante, porque queremos que los beneficiarios sean los residentes en Canarias y no las compañías».

El máximo responsable autonómico en materia de Transportes ahondó en que el control de posibles maniobras empresariales encaminadas a engrosar sus beneficios a costa de embolsarse esas ayudas como las denunciadas, no es competencia del Gobierno de Canarias sino del estatal.

En este asunto, «quien tiene que estar vigilante es el Ministerio de Fomento», añadió el vicepresidente del Gobierno canario.