El Gobierno aprobó ayer las directrices del plan 2019-2022

El Ejecutivo activa la vivienda pública tras el parón de la crisis

03/04/2018

El Consejo de Gobierno dio ayer el visto bueno a las directrices que servirán de base para elaborar el Plan de Vivienda 2019-2022. De esta manera, se vuelve a activar la construcción de casas públicas en las Islas después del parón provocado por la crisis y que hizo que «desaparecieran» los convenios con el Estado, tal como señaló la consejera del área, Cristina Valido. «Partimos de cero», dijo.

La titular de Empleo, Asuntos Sociales y Vivienda del Ejecutivo, Cristina Valido, subrayó ayer que estas directrices han sido pactadas con los cabildos y ayuntamientos y suponen un instrumento «absolutamente necesario» para planificar y coordinar la política de vivienda de los próximos años.

Además, entre sus propuestas figura realizar un análisis riguroso del mercado de la vivienda y definir las competencias de cada administración. Asimismo, explicó la consejera, el plan debe contar con garantía presupuestaria para poder negociar con el Estado su cofinanciación.

Recordó que la Comunidad autónoma no cuenta «desde hace muchos años» con un plan de vivienda porque «durante la última década, la crisis hizo que desaparecieran los convenios con el Estado». Esta circunstancia generó una «etapa muy complicada» ya que «Canarias tuvo que afrontar en solitario el pago de todos los compromisos adquiridos». En 2016, apuntó, mediante un crédito extraordinario se incorporaron al departamento 26 millones «para pagar la deuda pendiente y salir de este mal sueño heredado».

El nuevo documento, apuntó Valido, prioriza la cesión de suelo por parte de los ayuntamientos para poder construir viviendas de protección oficial de régimen especial y apoyar a los promotores dispuestos a invertir en vivienda protegida de promoción privada.

Construcción.

La intención de la Consejería es incrementar el parque público -que actualmente tiene un censo de 16.000 viviendas- y trabajar en la rehabilitación del existente. Otra prioridad del plan es el apoyo a las familias en proceso de desahucio y contendrá también un capítulo especial para los mayores y jóvenes. Comprar viviendas vacías es otro eje de esta iniciativa, aunque Valido hizo hincapié en que dará preferencia a las viviendas «que estén donde haya demanda» y al alcance del Gobierno porque «los precios se han disparado».