El PP tacha de «ridículo» el reproche y niega presiones nacionalistas

Cs acusa a CC de «chantajear» a Rajoy para retrasar el Estatuto

15/11/2017

La portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso, Melisa Rodríguez, asegura que el retraso del trámite del Estatuto canario, que se reactivó la semana pasada tras once meses de bloqueo, se debe a que CC «chantajeaba» a Rajoy con los Presupuestos para no debatir la reforma electoral.

Para Rodríguez, el retraso del Estatuto de Autonomía de Canarias -que se reactivó hace una semana tras 27 prórrogas del plazo de enmiendas, casi un año después de su llegada al Congreso- no se explica por la necesidad de ajustar a la Constitución el texto remitido por el Parlamento canario, ni por la conveniencia de aplazarlo hasta que se normalice la situación en Cataluña, sino por la presión de CC sobre el Gobierno de Rajoy para evitar el debate.

«El Estatuto no se había desbloqueado hasta ahora por el chantaje de CC, que llegó a condicionar su apoyo a los Presupuestos estatales de 2018 a que se prorrogase el periodo de enmiendas», asegura. La diputada de Cs a lo atribuye a que los nacionalistas «tienen miedo» a debatir y reformar el sistema electoral canario en el Congreso y están «con la calculadora en la mano» para seguir beneficiándose del sistema electoral «más injusto del mundo».

Rodríguez puntualiza que fue su formación la que se negó a seguir ampliando el plazo de enmiendas y forzó la reactivación del trámite del Estatuto, una vez que el Ejecutivo estatal confirmó que no va a presentar el nuevo proyecto de ley de Presupuestos al menos hasta enero, porque no cuenta con apoyos para aprobarlo. «CC ha perdido ahora la capacidad de presión sobre el Gobierno porque sin el respaldo del PNV su voto no es suficiente para salvar las cuentas estatales», señala.

El PP por su parte, minimiza las acusaciones de Ciudadanos y niega que CC haya maniobrado para retrasar la reforma estatutaria. «Es un planteamiento ridículo», asegura la diputada del PP por Las Palmas María del Carmen Hernández Bento, «no ha habido chantaje alguno ni el Gobierno de Mariano Rajoy lo permitiría», añade.

La parlamentaria popular admite que el Estatuto se ha demorado más de lo previsto inicialmente, pero lo atribuye a la necesidad de buscar el encaje jurídico de algunos aspectos para evitar el riesgo de inconstitucionalidad.