Convenio pendiente

CC busca pactar carreteras antes que los Presupuestos

14/03/2018

El Gobierno de Canarias afronta la recién retomada negociación del convenio de carreteras con el Estado con el objetivo de cerrar un acuerdo antes de que se tramiten en el Congreso los nuevos Presupuestos, para poder incorporar ya a las cuentas la partida correspondiente a 2018.

La intención es que el proyecto de ley de Presupuestos que el Gobierno de Rajoy se ha comprometido a traer a las Cortes antes de la Semana Santa incorpore ya la anualidad correspondiente del nuevo convenio, o en su caso, si no da tiempo, que se incluya durante la tramitación mediante enmienda, de manera que si las cuentas de 2018 salen finalmente aprobadas recojan íntegramente la partida pactada.

En esta línea, el Ejecutivo canario considera que ha habido «avances importantes» en la reunión que el vicepresidente y consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, y la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, mantuvieron ayer con el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, y el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño.

Tras la incorporación de los responsables de Hacienda a una negociación que hasta ahora se había llevado entre Obras Públicas y el Ministerio de Fomento, ambas partes han acordado trabajar en una doble vía para establecer la financiación de los próximos años: por un lado se pretende acordar la forma de ejecutar las dos sentencias del Tribunal Supremo que obligan al Estado a pagar casi 300 millones en compensación por los recortes de los años 2012 y 2013, y por otro las anualidades del nuevo convenio.

En la reunión, que se fraguó durante la visita del titular de Fomento a Tenerife la semana pasada -después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se comprometiera a impulsar el convenio al margen de que el Gobierno estatal saque o no adelante las cuentas de este año-, se acordó también mantener un intercambio de información en los próximos días.

El propósito del Gobierno canario es que en el siguiente encuentro, para el que todavía no se ha fijado fecha, se pongan ya las cifras a los proyectos previstos para los próximos años y que el nuevo convenio de carreteras, que lleva meses de retraso respecto a la previsión inicial -tendría que haber estado firmado antes de que acabara 2017- pueda entrar en vigor lo antes posible.