Imagen de archivo de la consejera de Economía, Elena Máñez, con el viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana. / C7

El Gobierno espera tener pagada la ayuda a los ERTE a final de septiembre

La iniciativa, aprobada por decreto ley y convalidada esta semana por el Parlamento, prevé prestaciones a 51.000 personas

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Antes de que acabe septiembre, los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que no alcanzan a cobrar el salario mínimo interprofesional -950 euros- recibirán la ayuda compensatoria aprobada por el Gobierno de Canarias. Esa es al menos la previsión de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, según señaló ayer el viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, para dar cumplimiento al decreto ley del Ejecutivo, que fue convalidado esta semana por unanimidad del pleno del Parlamento autonómico. De esta manera, ya hay vía libre para que los trabajadores que hayan estado al menos 90 días en situación de ERTE desde el 14 de marzo de 2020 -fecha de la declaración del estado de alarma por el Gobierno de España- cobren este incentivo que contribuya a paliar los daños ocasionados por la crisis derivada de la pandemia.

Según los cálculos de la Consejería, 51.000 familias se podrán beneficiar de esta prestación que oscila entre los 300 euros y los 1.100 euros, la mayor cuantía y que podrán cobrar en torno a 13.000 trabajadores.

PRESTACIÓN

  • Salario mínimo La ayuda aprobada llegará a los afectados por un ERTE que cobren menos del salario mínimo interprofesional.

  • Cuantía La prestación depende de lo que cobre cada trabajador y oscilará entre los 300 y los 1.100 euros para quienes perciban menos de 395,50.

  • Pago único El incentivo será abonado en un solo pago y los trabajadores no tienen que hacer ningún trámite ni presentar ninguna solicitud, ya que será gestionado de oficio por la Consejería de Empleo.

Esta iniciativa fue consensuada por el departamento de Elena Máñez con las organizaciones sindicales después de que CC OO y UGT reclamaran al Gobierno de Ángel Víctor Torres la necesidad de implantar una medida complementaria para personas en situación de ERTE ante el riesgo de exclusión social, ya que muchas familias apenas perciben 500 euros de ingresos, según indicaron sus dirigentes.

Para hacer frente a esta prestación -que se gestiona de oficio, sin que los trabajadores tengan que hacer ningún trámite o solicitud- el Gobierno autonómico ha dispuesto una partida de 30 millones de euros que será financiada con cargo a los fondos de recuperación europeos React- EU y que será compatible con otras subvenciones públicas procedentes de cualquier administración. La Fundación Canaria para el Fomento del Trabajo (Funcatra) ha sido designada como entidad colaboradora para la gestión de este incentivo.

Según Gustavo Santana, la previsión es que, una vez que Funcatra ya ha finalizado la aplicación que, de forma obligatoria tenía que estar en marcha para que los beneficiarios puedan aceptar la ayuda cuando se les conceda, se está acelerando el proceso con las «decenas de miles de datos» que se están extrayendo del SEPE, de tal manera «que se pueda pagar cuanto antes». Insiste el viceconsejero de Empleo en que se está trabajando intensamente para que las ayudas lleguen «en el menor tiempo posible a los trabajadores y todas las ayudas estén abonadas a finales de septiembre», ya que como recoge el decreto ley publicado en el Boletín Oficial de Canarias el 30 de junio, deben ser resueltas en un plazo de tres meses.

La cuantía de la subvención -que se efectuará en un solo pago- varía según lo que haya cobrado cada trabajador. Así, la ayuda más alta asciende a 1.100 euros y está destinada a las personas que perciban una cantidad inferior a 395,50 euros. En el caso de los trabajadores que cobren entre 395,50 euros y 560 euros en ERTE, la ayuda será de 550 euros, mientras que a quienes perciban entre 560 euros y hasta los 950 euros se les compensará con 300 euros. Estos incentivos de menor cuantía son los primeros que se abonarán, según decidió el Consejo de Gobierno cuando aprobó el decreto ley, a finales del pasado mes de junio.

En torno a 40.000 canarios continúan afectados por un expediente de regulación de empleo en las islas, según el Ministerio de Seguridad Social.