Imagen de la llegada de un grupo de inmigrantes, entre ellos varios menores, al Muelle de las Cebollas (Arrecife), ayer. / CARRASCO

18 fallecidos en una lancha: «Si no vienen en 30 minutos, estamos muertos»

Caminando Fronteras critica el tiempo que se tarda en activar la búsqueda desde que se comunica la situación y posición de una patera

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Salvamento Marítimo rescató en la noche del martes a nueve personas que se encontraban en el agua junto a una lancha neumática hundida a unos 80 kilómetros de Arrecife (Lanzarote). La ONG Caminando Fronteras teme que se trate de una zódiac que partió de la costa de Marruecos con 27 inmigrantes a bordo, una teoría que también maneja Salvamento Marítimo. Se trata de una nueva tragedia en la ruta canaria que deja otros 18 inmigrantes muertos.

Según ha informado una portavoz de Salvamento Marítimo, el rescate lo realizó la Guardamar Calíope sobre las 23.00 horas, en esta posición al sureste de Arrecife: 28º33' N, 12º52.1' W. Y, en ese momento, ya no había ninguna persona más a flote.

La posición coincide con la que se facilitó por la noche a los helicópteros de Salvamento de Gran Canaria y Tenerife desde el centro de coordinación de Las Palmas cuando se recibió el aviso de que una zódiac había pedido socorro por teléfono a través de Caminando Fronteras, porque aseguraban que se hundían. «Si no vienen en 30 minutos, estamos muertos», dijeron los ocupantes de la zódiac en una de sus últimas comunicaciones con la ONG española, señaló su portavoz, Helena Maleno.

La activista criticó que no se movilizara antes algún medio de rescate desde Canarias, a pesar de que su ONG fue trasladando a la Guardia Civil las llamadas y posiciones de cuatro neumáticas que había salido desde la costa de Marruecos a lo largo del martes hacia las islas más próximas, Lanzarote y Fuerteventura.

La Guardamar Calíope localizó a tres de ellas entre las 23.00 y las 0.20, con un total de 127 personas (92 hombres, 25 mujeres y seis niños), de acuerdo con el recuento en tierra del 1-1-2. La cuarta seguí ayer por la mañana en el agua y ha vuelto ha llamar a la ONG.

La zódiac que naufragó había salido desde Tarfaya con 19 hombres, siete mujeres y un menor a bordo, siempre según la alerta que recibió Caminando Fronteras a través de los familiares y que ayer volvieron a señalar los inmigrantes rescatados al llegar a tierra en Lanzarote.

Salvamento Marítimo intentó movilizar un helicóptero de rescate mientras la Guardamar Calíope iba de camino a la posición donde se había notificado el naufragio de la zódiac, como se puede escuchar en comunicaciones por radio del Centro de Salvamento de Las Palmas.

Sin embargo, el más cercano, el Helimer 201, con base en Gran Canaria, estaba en ese momento regresando a tierra para repostar, porque acababa de localizar otra neumática a 110 kilómetros al sur este de Gran Canaria y se quedaba sin autonomía. Su tripulación comunicó por radio que podría estar sobre la vertical del naufragio en un plazo de dos horas, a las 01.00 horas, después de cargar combustible y tripulación en la base de Gando.

En ese momento se valoró la posibilidad de enviar al Helimer de Tenerife, que tardaría en llegar a la zona dos horas y quince minutos, pero con una diferencia clave: una vez allí tendría menos autonomía de vuelo en el rescate.

Finalmente, llegó antes a la zona la Guardamar Calíope. Cuando su patrón comunicó a tierra que «todas las personas que había flote habían sido recuperadas», se pidió al Helimer de Gran Canaria que se dirigiera a su encuentro, pero no ya para «un rescate de personas en el agua», sino para evacuar a uno de los inmigrantes.

En el informe semestral que elabora Caminando Fronteras correspondiente al pasado mes de diciembre, apuntaba que 4.016 personas murieron durante 2021 intentando llegar al archipiélago a través de la ruta canaria, que califica como la más mortífera del mundo.