Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 22 de julio
Imagen de los paneles solares instalados en la cubierta de una empresa privada de la capital grancanaria. Arcadio Suárez
La empresa pública de energía empieza a caminar tras el visto bueno del Gobierno del Canarias

La empresa pública de energía empieza a caminar tras el visto bueno del Gobierno del Canarias

Zapata presidirá la sociedad con la que el Ejecutivo creará energía para autoconsumo | Participará con ella en los proyectos de inversión de más de 2 MW

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 24 de junio 2024, 23:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La empresa pública de energía que pondrá en marcha el Gobierno de Canarias, con el objetivo de autoabastecerse de electricidad, comienza a caminar después de que el Consejo de Gobierno diera ayer el visto bueno a la creación de una sociedad mercantil en este sentido.

La nueva empresa pública nace en el marco del decreto-ley aprobado este pasado lunes y por el que se modifica la ley de cambio climático, aprobada hace año y medio por el Gobierno del 'Pacto de las Flores' y que, como indicó el portavoz del Ejecutivo, Alfonso Cabello, era «ineficiente y de lenta aplicación».

Como explicó, el decreto-ley lo que hace es «corregir y mejorar» el texto anterior al limar 11 artículos que tenían «visos de inconstitucionalidad» además de avanzar en la simplificación administrativa. Cabello destacó que el decreto no tendrá tramitación parlamentaria pero rechazó que sea una imposición. Afirmó que el decreto es el resultado de un proceso participativo «muy amplio, y muy por encima de lo que obligatoriamente debe ser, algo a lo que no están acostumbrados los partidos de la oposición».

En cuanto a la nueva empresa pública, el consejero de Transición Ecológica, Mariano Hernández Zapata, será quien la presidirá y en su consejo de administración no habrá participación de los operadores privados en su consejo de administración.

La empresa pública producirá energía a través de la instalación de paneles fotovoltaicos en las cubiertas de los edificios públicos, en embalses e invernadores de la Consejería de Agricultura y se destinará a autoconsumo, El objetivo del Gobierno es reducir con su propia generación la factura eléctrica actual y que ronda los 50 millones de euros anuales. Si hubiese excedente se vertería la red y por esa producción cobraría dinero en función de las primas del momento, aunque desde el Gobierno se apunta que ese no es el objetivo de esta empresa pública.

Gracias a ella, el Ejecutivo podrá participar en el accionariado de los proyectos de instalación de fotovoltaica de más de 2 MW. Como se recordará, el decreto obliga a que un 20% de estos proyectos tengan participación social. Y ahí entraría el Gobierno.

El Gobierno afirma que se trata de un decreto «muy consensuado»

El Gobierno resaltó este pasado lunes que el decreto-ley es fruto del consenso y que por ello no ve necesaria su tramitación parlamentaria, algo que critica el PSOE. Según señaló el portavoz del Gobierno, Alfonso Cabello, durante el proceso de preparación se han mantenido más de 50 reuniones sectoriales de trabajo con numerosas administraciones, organizaciones y agentes externos para incluir aportaciones técnicas de relevancia y lograr el consenso. Además, contempla la creación de la Red Canaria de Acción Climática, órgano de gobernanza en el que estarán representados cabildos, ayuntamientos y agentes económicos y sociales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios