Una de las imágenes de este sábado durante el quinto congreso de la formación. / C7

Nueva Canarias refrenda el liderazgo de Román Rodríguez por unanimidad

La nueva Ejecutiva contará los alcaldes de Telde, Carmen Hernández, como vicepresidenta primera, y de Tacoronte, Daniel Díaz, como vicepresidente segundo

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

Ninguna fisura ha tenido la lista presentada por Román Rodríguez para renovar la Ejecutiva de NC, que votó de forma unánime a favor de su liderazgo ayer durante el quinto congreso de la formación.

Su candidatura ratificó la continuidad de la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, como vicepresidenta primera, y del alcalde de Tacoronte, Daniel Díaz, como vicepresidente segundo, atendiendo a criterios paritarios.

De hecho, uno de los retos a los que se enfrenta la formación es ampliar su presencia en la provincia occidental del archipiélago, y para ello se ha abanderado con la amplitud del «canarismo».

Señaló Rodríguez durante su intervención que en este espacio cabe una gran parte de la población. «No todo el mundo tiene que ser nacionalista para compartir un proyecto de trabajo entregado en la defensa de Canarias» apuntó. «Lo importante no es ser fuerte por un número sino por unas políticas progresistas».

En este sentido, el reelegido líder de NC tendió la mano a todas las formaciones, asegurando que el capaz de dialogar «sin forzar situaciones ni generar falsas expectativas».

«Nosotros elegimos el Estado del Bienestar y defendemos sin titubeos lo mismo en el Gobierno que en la oposición»

Román Rodríguez

Reconoce así la posibilidad de acercarse a CC, pero exceptúa a la ultraderecha. Un extremo con el que entiende que no tiene nada en común y que ha sido el único excluido en la cita.

Sobre las principales preocupaciones que abordó Rodríguez estuvo la defensa de los derechos públicos. Un terreno que apuntó que han ido conquistando desde que entraron en el Gobierno de Canarias junto al Pacto de las Flores con apuestas como el Ingreso Mínimo Vital o la ampliación de la plantilla de sanitarios.

«Nosotros elegimos el Estado del Bienestar, el derecho a una vivienda, a un trabajo digno y defendemos sin titubeos lo mismo en el Gobierno que en la oposición, no como otros», añadió.

Se refería así a la reiterada bajada de impuestos que defiende la oposición para paliar las consecuencias de la crisis de Ucrania. Cuestión que NC niega, entre otros argumentos, porque mermaría la capacidad de distribución de la riqueza destinada a los servicios básicos.

Alzar la voz

También tuvo palabras para la polémica del Sáhara, un asunto ampliamente expuesto en distintas intervenciones, incluyendo la del representante del Frente Polisario, Hamdi Mansour.

« Es tan grave la invasión de Ucrania como la ocupación del pueblo palestino», sentenció Rodríguez, que criticó que el Gobierno de España tuviera diferentes «varas de medir» para los conflictos del norte y los del sur.

Un posicionamiento que se extiende, a su juicio, a la crisis migratoria. Si bien apuntó que el Estado ha sido capaz de movilizarse para la acogida de los refugiados ucranianos, no lo ha hecho para aliviar la presión de las islas.

Tampoco la UE se ha comprometido, dijo, con unas políticas de desarrollo en los países de origen y ahora, se suman los acuerdos con Marruecos, que utiliza el «chantaje de la inmigración» como moneda de cambio.

El convenio de carreteras, los problemas con la ZEC o las facturas impagadas por la quiebra de Thomas Cook, entre los frentes abiertos

«Hay que recordar dónde estamos teniendo en cuenta que el país tiene un carácter expansionista», apuntó el líder de NC. «Mohamed VI querrá negociar las aguas canarias y por eso hemos exigido a Pedro Sánchez estar presentes en esas mesas».

Comparten los 'canaristas' que en el territorio peninsular poco se entienden las particularidades del archipiélago y, por ello, defienden su importancia para alzar la voz. También en lo referente a la sostenibilidad, la generación de empleo o el REF, ejemplo, apuntan, de las «conquistas» de NC.

Finalmente, Rodríguez mencionó algunos asuntos abiertos como el convenio de carreteras, los problemas con la ZEC o las facturas impagadas por la quiebra de Thomas Cook. Pero, sobre todo, concluyó con un mensaje que reclamaba mayor autonomía: «Canarias no va a dar ni un paso atrás en sus derechos», apostilló.