Derechos Sociales empieza a pagar la renta de emergencia la próxima semana

A falta de una semana para cerrar el plazo, más de 22.500 familias han solicitado esta prestación, que se abonará en un pago único y pretende llegar a 38.000 unidades de convivencia, que son en torno a 100.000 personas.

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

La Consejería de Derechos Sociales empezará a abonar la próxima semana el Ingreso Canario de Emergencia (ICE) a los primeros beneficiarios registrados. Se trata de un pago único con el que el Gobierno de Canarias trata de paliar la situación de vulnerabilidad de muchas familias que se ha agudizado con la crisis económica consecuencia de la pandemia del coronavirus. La intención del departamento que dirige Noemí Santana es que esta prestación se pague durante el mes de mayo y junio.

Con el fin de facilitar este ingreso, se ha ampliado el personal que está gestionando los expedientes desde la Consejería. Según los datos de este departamento, se ha pasado de 67 técnicos a 118, es decir, que ha aumentado en 51 personas -casi se ha duplicado-, para trabajar en el cruce de datos con Empleo y otras administraciones y agilizar el procedimiento para que los solicitantes puedan cobrar cuanto antes.

El próximo 27 de mayo finaliza el plazo para solicitar esta ayuda, un periodo que se inició el pasado 27 de abril y que en la primera semana atendió a 8.223 familias con dos o más menores a cargo, familias monomarentales o monoparentales. Entre el 5 y el 12 de mayo la preferencia fue para las familias con un hijo y durante los últimos 15 días -hasta el 27 de mayo-, además de continuar recibiendo las llamadas de las unidades de convivencia anteriores, se suman el resto de familias y personas. El objetivo es que esta iniciativa alcance a unas 38.000 familias en Canarias, que son en torno a 100.000 personas.

Hasta el pasado jueves por la noche, la Consejería de Derechos Sociales, que dirige Noemí Santana, ya había registrado un total de 22.502 solicitudes de personas que no reciben ningún tipo de ingresos. La mayor parte de estas reclamaciones se recibió a través del teléfono de información del Gobierno de Canarias, el 012, donde casi 300 personas trabajan para atender estas llamadas. En concreto, se recibieron por esta vía un total de 17.657 solicitudes, mientras que por vía telemática se realizaron 4.845 demandas.

El Ingreso Canario de Emergencia fue aprobado por el Gobierno de Canarias como una medida excepcional -en pago único- para atender a los colectivos más vulnerables que han visto agravada su situación por la pandemia. La cuantía de la ayuda es diferente atendiendo al número de personas que componen la unidad familiar. Así las que tengan dos o más hijos a cargo, recibirán 478 euros; mientras que las que cuentan con tres personas recibirán 453 euros; de 415 euros será la ayuda para las familias de dos miembros y 367 si es una sola persona. El cuyo coste final de esta iniciativa es de 16 millones de euros.

El objetivo es que esta prestación haga de «puente» hasta que el Estado ponga en marcha la renta mínima vital que, previsiblemente, será aprobada por el Consejo de Gobierno en esta segunda quincena de marzo y se podría estar pagando el próximo mes de junio. En cualquier caso, y si esta prestación estatal se retrasara, Canarias ya ha planteado la prórroga del ingreso de emergencia.