El Parlamento guardó un minuto de silencio por las víctimas fallecidas en la Ruta Canaria. / EFE

La comisión para delimitar el espacio marítimo se constituirá en días

Ángel Víctor Torres ha asegurado que Canarias estará presente en el grupo técnico hispano-marroquí y anuncia la visita de Albares

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, quiso transmitir este martes en el pleno del Parlamento que, ante todo, la normalización de las relaciones bilaterales entre España y Marruecos supone una «tranquilidad» para el archipiélago.

Afirmó que es «una noticia muy positiva que nos sentemos oficialmente para mejorar el convenio migratorio, las relaciones comerciales o tomar decisiones sobre la delimitación de aguas con un país vecino».

Sus palabras vinieron acompañadas del anuncio de que será a partir de la próxima semana, cuando se constituya la comisión hispano-marroquí, que llevaba 15 años estancada, y en la que participará Canarias. No aclaró el presidente cuál sería el peso de esa representación, pero sí afirmó que estaría en todos los asuntos de interés.

Se trata de una decisión ampliamente demandada con la que Torres prevé eliminar las decisiones «unilaterales y dramáticas» como las que ha experimentado el archipiélago.

El Gobierno mostró un frente unido contra las prospecciones, fueran en aguas españolas o marroquíes

La cuestión de las aguas ya ha tensado en más de una ocasión la cuerda con el país alauita: su parlamento había aprobado dos normas que al delimitar su espacio se solapaba con el de las islas y la polémica sobre las prospecciones petrolíferas ha avivado el debate.

En este sentido el Gobierno sí mostró una posición firme: dijo 'no' ya fuera en aguas españolas o marroquíes, donde tendrían lugar en caso de encontrarse los suficientes indicios.

Pese a reconocer que el Gobierno regional tiene «competencias limitadas» para impedirlas, Torres sí apuesta por garantizar que Marruecos cumpla con la legalidad internacional y protección medioambiental. De ahí que haya subrayado, también, la representación del Ministerio de Transición Ecológica en la comisión.

«Canarias apuesta por las energías renovables, que son el presente y el futuro –apuntó el presidente autonómico–Nos mantendremos vigilantes para defender los intereses de las islas».

La oposición no se fía

La necesidad de fomentar las relaciones de buena vecindad y respeto mutuo fue una máxima que si bien compartieron todas las fuerzas políticas tampoco estuvo exenta de debate.

Torres compareció a petición del Grupo Nacionalista, que atacó sobre todo a las formas con las que el presidente y socio de partido, Pedro Sánchez, había conseguido esa nueva aproximación y que partía de la carta enviada a Mohamed VI reconociendo su soberanía sobre el territorio del Sáhara Occidental.

A su juicio, había cometido tres errores: la falta de transparencia, del apoyo de las cortes y la exclusión de Argelia en la toma de decisiones.

De nuevo se hizo evidente la división en el pacto: mientras PSOE y ASG defendieron que la misiva solo declaraba una solución «justa y aceptada» por ambas partes, NC y Sí Podemos condenaban esa declaración por ir contra el derecho internacional.

La herida saharahui ocupó gran parte de las intervenciones parlamentarias y fueron aplacadas en parte con otro anuncio: el de la visita del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares , que viajará la próxima semana a las islas.

Con fecha pendiente, en cambio, queda el pretendido viaje de Torres a Marruecos que, según el presidente, no ha tenido lugar por motivos de seguridad.

La inmigración, sobre la mesa

El asunto migratorio tampoco pasó desapercibido en el Parlamento, donde previo comienzo de la sesión se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la ruta canaria. Las vidas humanas han sido moneda de cambio de Rabat y, según los nacionalistas, «la diplomacia marroquí siempre ha sabido jugar con la debilidad de la política exterior».

También los populares se sumaron a las críticas al señalar que los datos de la migración no habían descendido pese a los acuerdos bilaterales. Declaraciones que el presidente rebatió indicando que en marzo y abril sí había bajado la llegada con respecto a 2021, lo que significaba «menos muertes en el mar».

Por su parte, el Grupo Mixto echó en falta concreción en los acuerdos y pidió aclarar los compromisos marroquíes. En esta línea, los nacionalistas presentaron una hoja de ruta con 24 propuestas para que el Gobierno de Canarias defienda en el nuevo marco de relaciones.