El Colegio León se reforma para ser un recurso permanente para inmigrantes

Los desalojados han sido trasladados al campamento Canarias 50

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El campamento instalado en el antiguo Colegio León de Las Palmas de Gran Canaria ha sido desalojado desde el pasado viernes con el objetivo de hacer reformas en sus instalaciones y que se convierta en un centro permanente para acoger a inmigrantes. Fuentes cercanas aseguran que se han movilizado a unas cien personas hasta el Canarias50, también situado en la capital y cuyas instalaciones tienen capacidad para 1.190 plazas.

El recurso de El Lasso -abierto en diciembre de 2020 después de tres años con el colegio abandonado- forma parte del plan de urgencia diseñado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad y Migraciones, que ahora pretende mejorar las infraestructuras concebidas para una atención «de emergencia» en plena crisis. Sin embargo, aún se desconoce la estimación de cuánto tiempo durará el proceso.

A pesar de que el Gobierno no ha querido llamar la atención, la estrategia no ha pasado desapercibida para los vecinos de la zona, que señalan la presencia de personas en la calle, ni para algunos partidos políticos, que reclaman explicaciones. Mientras tanto, los desalojados permanecerán en la fase 3 del campamento del Sebadal para seguir dentro del programa del ministerio, donde la gestión será compartida entre las organizaciones Cruz Roja y Cruz Blanca.