CC retrasa la negociación con el PSOE

18/11/2019

La cita pendiente para valorar el apoyo a la investidura de Pedro Sánchez se aplaza al 29 de noviembre, lo que permite a los nacionalistas ganar tiempo hasta ver cómo se posicionan las demás fuerzas antes de adelantar su intención de voto

El secretario general de CC, José Miguel Barragán, anunció este lunes que la reunión pendiente con el PSOE para sondear un eventual respaldo a la investidura de Pedro Sánchez se va a retrasar hasta el día 29 de noviembre. Los «motivos de agenda» que oficialmente impiden celebrar el encuentro esta misma semana dan a los nacionalistas una percha idónea para ganar tiempo hasta tener claro si el acuerdo PSOE-Unidas Podemos cuenta o no con el resto de los apoyos necesarios para formar gobierno.

La estrategia negociadora de CC pasa por no mostrar sus cartas por anticipado, a la espera de que ERC -cuya abstención es indispensable para el desbloqueo- dé alguna pista de su intención de voto. Si los republicanos catalanes finalmente deciden impedir la investidura de Sánchez, CC podría mantenerse al margen -su voto ya no sería relevante- y frenar el malestar de quienes dentro del partido se oponen frontalmente a facilitar la entrada de Unidas Podemos en el Ejecutivo estatal.

Por contra, si el diálogo prospera y ERC opta por la abstención, la investidura se jugaría en un espacio muy estrecho, con lo que el voto de los nacionalistas puede ganar enteros y con ello la fortaleza de su posición a la hora de negociar con el PSOE las condiciones de su contribución a la gobernabilidad y las garantías de cumplimiento de la agenda canaria.

Con el aplazamiento de la reunión al día 29 los dos partidos que integran la coalición nacionalista, CC y NC, serán los últimos en sentarse hablar –lo harán de forma conjunta- con la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, casi quince días después de que lo hayan hecho los representantes de formaciones con menos presencia en el Congreso, como el PRC o Teruel Existe, que solo tienen un diputado.

Ante un panorama todavía poco despejado que en su opinión puede acabar de forma muy distinta a la que empezó, Barragán apuesta por manejarse con prudencia. «La investidura está muy verde y todo está muy abierto, porque los partidos catalanistas están en una posición que hace difícil que sean aceptadas por el PSOE», señala.

El dirigente nacionalista justifica la flexibilización del veto a un gobierno que integre a Unidas Podemos, que CC mantuvo inamovible en la anterior legislatura, porque considera que el 10N «la ciudadanía ha mandado un mensaje de que nos pongamos de acuerdo, no quiere ir a terceras elecciones».

  • 1

    ¿Cambiará la Constitución el próximo Gobierno para asegurar el apoyo de los separatistas catalanes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados