Canarias espera que Montero traspase ya las entregas a cuenta

22/08/2019

El vicepresidente del Gobierno regional espera que Hacienda ceda a la presión de «todas las comunidades autónomas» y transfiera pronto los 223 millones retenidos. Rodríguez recuerda que hay «6.000 millones atrapados» que las regiones necesitan para poder cumplir sus presupuestos

El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, confió ayer en que la «presión» de todas las comunidades autónomas fuerce al Gobierno central a transferir los 6.000 millones de euros de entrega a cuenta que están «atrapados». De esa cantidad, 223 millones corresponden al archipiélago y son imprescindibles para que el Ejecutivo regional logre cerrar el ejercicio presupuestario.

Rodríguez reconoció que la amenaza de Cataluña de llevar este asunto a los tribunales es pólvora mojada, aunque sí mostró su confianza en que ese incremento de la presión política tenga un efecto directo en la negativa de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en transferir este dinero a las regiones. «Todas las comunidades están muy nerviosas con este asunto y espero que la necesidad de todos cambié la posición de Montero», dijo tras recordar que Canarias sale favorecida «cuando el problema afecta a todos».

La ministra de Hacienda se niega a transferir las cantidades a cuenta que corresponden a las comunidades alegando que un informe de la Abogacía de Estado impide que se haga. Dicho informe asegura que el dinero no se puede transferir por dos razones: por estar el presupuesto estatal prorrogado y, en segundo lugar, por encontrarse el Gobierno en funciones. Sin embargo, el vicepresidente canario da por seguro que Montero buscará una solución porque «afecta a regiones» de todo color político.

Por el momento, la Consejería de Hacienda ya prepara un informe a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) para explicar las medidas que ha adoptado el Gobierno regional para atajar el descuadre en sus cuentas detectado por este organismo público. Rodríguez recordó que el nuevo Ejecutivo canario heredó un agujero presupuestario por la «mala gestión» de CC al que ha tenido que hacer frente de forma urgente con un reajuste millonario de partidas para «garantizar las nóminas en Educación y Sanidad» de final de año.

Hacienda calcula que la rebaja del IGIC aplicada por el Gobierno nacionalista y el «exceso de optimismo» en la recaudación ha provocado que los ingresos reales sumen 250 millones de euros menos de los previstos inicialmente. A esa cantidad, hay que sumar los 223 millones de entregas a cuenta que el Estado se niega a transferir, con lo que el desfase en ingresos asciende a 480 millones de euros.

En cuanto a los gastos, un análisis a fondo de las partidas evidencia que en el primer semestre del año se ha superado en 200 millones de euros lo presupuestado por la Comunidad Autónoma. Ese comportamiento «negligente» eleva el agujero detectado en las cuentas a casi 600 millones de euros.

En este contexto, Román Rodríguez confía que el traspaso de las entregas a cuenta de a Canarias «un respiro». También están en esta línea todas las comunidades afectadas por la parálisis de Hacienda. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda respondió ayer que comparte la necesidad de actualizar las entregas a cuenta pendientes con las comunidades, pero que para ello hace falta un Gobierno plenamente en funciones. «La postura es la misma, anuncie lo que anuncie la Generalitat. El Gobierno entiende que hay que actualizar las entregas a cuenta para eso hace falta que haya Gobierno», dicen.