https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Claire Foy como Isabel II en su juventud. / RC

La reina que triunfó en Netflix

Tres actrices han interpretado a Isabel II en la célebre 'The Crown', que estrenará este año su quinta temporada

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA Valencia

Nos costó en un principio ver a la reina Isabel II en la frágil presencia de la actriz Claire Foy, que fue la encargada de interpretarla durante las dos primeras temporadas de 'The Crown', la serie de Netflix. La intérprete consiguió dar una imagen completamente distinta a la que teníamos de este personaje público, condicionados seguramente por su exposición mediática en los últimos años del siglo XX. Esa Isabel II ingenua, insegura, que duda sobre cómo ejercer su papel de gobernante y que lucha, enamorada, por mantener su matrimonio nos resultaba más desconocida, pero no por ello menos atractiva. Al contrario.

Precisamente ese factor sorpresa seguramente ha sido uno de los motivos por los que 'The Crown' se ha convertido en una de las ficciones más celebradas de los últimos tiempos, tanto por el público como por los palmarés de premios, rendidos a ella. Sus poderosas actuaciones y su puesta en escena también han contribuido, sin duda. A pesar de que la reina es la figura principal la producción de Netflix se presenta como un proyecto más ambicioso que pretende describir lo que significa vivir alrededor de la corona, en qué medida condiciona pertenecer a la familia real británica. Por ello la serie se fija en figuras menos abordadas audiovisualmente como la princesa Margarita o el duque de Edimburgo.

En los capítulos en los que Claire Foy se transformó en Isabel II vemos cómo fue coronada reina de Inglaterra, el modo en que ese nombramiento cambió su vida, las desavenencias con su hermana, la relación que estableció con Churchill y su reacción ante acontecimientos como la crisis en el canal de Suez. Pero, sobre todo, somos testigos de la evolución profesional que vivió, los sacrificios que tuvo que hacer y las formas en que aprendió a gobernar pese a todos.

Olivia Colman en 'The Crown'. / RC

La serie tomó la difícil decisión de cambiar a los actores que encarnan a los principales personajes a medida en que van envejeciendo, por lo que en la cuarta temporada los espectadores tuvimos que acostumbrarnos al rostro de Olivia Colman. La elección fue valiente, puesto que la actriz no era una desconocida y ya había participado en títulos populares como 'Broadchurch' o 'Fleabag', pero la elección funcionó. Con este cambio de cara nos acostumbramos a una reina menos expresiva, más alejada de la realidad, más preocupada por ella misma que por lo que sucede a su alrededor.

En las temporadas tres y cuatro 'The Crown' reflejó la llegada a Inglaterra de Margaret Thatcher o las polémicas que hicieron de Lady Di un icono mundial. A Olivia Colman le tocó mostrar a una reina más madura, curtida en batallas y posiblemente menos ilusionada con lo que sucedía a su alrededor. Estas entregas fueron más criticadas, posiblemente por la importancia que se concedió en las tramas a la tormentosa relación entre Carlos y Diana, pero también por el frío comportamiento de la protagonista.

Imelda Staunton encarnára a la Reina Isabel II en las temporadas cinco y seis. / RC

El reto lo tiene ahora Imelda Staunton, quien será Reina en las dos siguientes temporadas, todavía por estrenar. La protagonista de películas como 'Vera Drake' o 'Maléfica' encarnará a Isabel II durante la crisis que originó la muerte de Lady Di y durante los años posteriores.

Hasta ese momento en nuestra cabeza todavía aparecía como referente Helen Mirren, que ganó un Premio Oscar, un Globo de Oro y un BAFTA por su interpretación en 'The Queen', el filme en el que Stephen Frears retrató a la Isabel II que se enfrentó a los sucesos políticos tras la muerte de la princesa Diana y a la presión que ejerció sobre ella el primer ministro Tony Blair. Precisamente Peter Morgan, creador de 'The Crown', fue guionista de esta película.