Tito Valverde, Verónica Forqué, Carlos Vilches, María Adánez y Silvia Abascal.

'Pepa y Pepe': la serie de Verónica Forqué que retrató a la familia típica española

TVE emitió durante dos temporadas una comedia costumbrista que no ha encontrado sucesora después

MIKEL LABASTIDA Valencia

La mayoría de familias españolas no viven en urbanizaciones residenciales, ni se levanta feliz cada día para que todos los miembros desayunen juntos. Eso hace tiempo que lo aprendimos, por más que algunas series se empeñasen en trasladar estereotipos americanos a nuestra televisión. A pesar de que el audiovisual español cada vez trate de ser más realista no se prodigan este tipo de retratos cotidianos.

Uno de los que quedará para siempre en el imaginario colectivo es el que firmó en 1995 Manuel Iborra para Televisión Española y que protagonizó la brillante Verónica Forqué, en un papel igual de valioso que otros grandes trabajos suyos en el cine. La pretensión de 'Pepa y Pepe' (Pepa era la Forqué, Pepe, Tito Valverde) en apariencia no era demasiado ambiciosa: reflejar a la familia típicamente española. Pero nunca después se ha realizado de un modo tan acertado y natural como entonces. Se habla mucho del tono realista de 'Aquí no hay quien viva', pero aquella otra producción fue un notable precedente.

Pese al toque esperpéntico que imperaba en sus tramas, a lo excesivos que resultaban algunos personajes, a lo exagerado de determinadas reacciones de los protagonistas, esta historia transmitía verdad por todos los lados. Uno veía una pelea entre las hermanas (María Adánez y Silvia Abascal) o una discusión con los padres y rápidamente reconocía la escena y se sentía identificado. Por bestias que en ocasiones pareciesen sus planteamientos.

'Pepa y Pepe' fue de todo menos políticamente correcta. Quizá hoy no hubiese sido posible, porque tenemos más filtros y somos más sensibles a algunos temas (eso coarta la libertad creativa). Esta familia pasaba apuros económicos, se enfrentaba constantemente por el mando de la tele, vivía en una casa que casi nunca estaba ordenada. Y se quería, se quería mucho, aunque en ocasiones lo disimulaban bien.

Aquel mítico título bebía de obras anteriores de la tele americana como 'Roseanne' o 'Matrimonio con hijos', pero supo adaptarse a la idiosincrasia española (no como otros intentos posteriores, como 'Las chicas de oro' en la propia TVE o 'Cheers' en Telecinco, que fracasaron en el intento). Duró dos temporadas y tuvo 34 episodios en total, que gozaron además de buena audiencia. Podía haber sentado las bases para que después se hiciesen comedias del mismo corte por estos lares (de media hora de duración y humor autóctono), pero no lo hizo. Después no se han prodigado propuestas similares.

Disponible en RTVE Play

'Pepa y Pepe' sigue viva gracias a RTVE Play, el apartado de vídeo bajo demanda de la web de la corporación pública, donde está disponible en su totalidad. Y se deja ver bien hoy, aunque hayan pasado 25 años desde que se emitió por primera vez. Valverde construyó a un calzonazos de cuidado, bonachón y básico a más no poder, que debía lidiar cada día con los caprichos y cambios de humor de su mujer y el ninguneo de sus retoños. Y Forqué hizo lo propio con esa madre descerebrada y egoísta, que se desvivía pese a todo por los suyos. No se preocupaba por la dieta equilibrada de sus hijos ni le importaba que no fuesen a clase de vez en cuando (buscaba excusas incluso para que faltasen), pero a nadie le importaba eso. Formaron una pareja fantástica, que se saltaba los estereotipos y transmitían una sintonía increíble.

Una imagen promocional de la serie.

Además de Adánez y Abascal les acompañaron otros actores estupendos como Isabel Ordaz, Gracia Olayo, Jesús Bonilla, Roberto Enríquez y un joven Carlos Vilches, que formaron parte de aquel universo loco que arriesgaba tocando toda clase de temas y en las formas, saltándose la cuarta pared incluso de vez en cuando. Ya se hacían series en 1995, aunque parezca que ahora se invente todo. Y algunas eran muy buenas y merecería la pena recordarlas para aprender de ellas.