https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Protagonistas de 'Succession'. / RC

Los Emmys se fijan en las series de ricos

'Succession' y 'The White Lotus' son dos de las producciones con más nominaciones para los premios de la televisión americana | La ceremonia de entrega será el próximo 12 de septiembre en Los Ángeles

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA Valencia

Los profesionales de la televisión volverán a reunirse en septiembre para celebrar los 74 premios Emmy, los galardones que cada año distinguen las mejores producciones estrenadas en los últimos meses. Será el próximo 12 de septiembre en Los Ángeles, pero se desconoce por el momento el emplazamiento exacto y quién conducirá la ceremonia. Lo que sí se sabe son los títulos que optarán a galardón.

Los académicos siguen rendidos a la familia Roy y han convertido a 'Succession' en la serie que mayor número de candidaturas acumula para la próxima edición, con 25. El carismático clan de HBO ya consiguió el galardón hace dos años y aspira a volver a lograrlo en esta ocasión. Los ricos gustan a la audiencia y a quienes votan para estos premios, teniendo en cuenta el número de nominaciones que también ha conseguido 'The White Lotus', la comedia -también de HBO- que se desarrolla en un resort de lujo al que acuden clientes adinerados para desconectar de sus problemas. Aspira a salir victoriosa hasta en 20 categorías. Con idéntico número de posibilidades parte 'Ted Lasso', la comedia sobre un entrenador de fútbol de Apple TV.

Drama

'Succession' deberá competir en esta ocasión con otros pesos pesados como 'Better Call Saul' y 'Ozark', con varias temporadas a sus espaldas y todavía sin haber obtenido ningún reconocimiento en estos lares. Los protagonistas de las tres producciones (Brian Cox, Jeremy Strong, Jason Bateman, Bob Odenkirk y Laura Linney) también han sido escogidos para competir en los principales apartados de interpretación. Apple TV se cuela en la categoría con una de sus propuestas más sorprendentes, 'Severance', la ficción dirigida por Ben Stiller. 'Stranger Things' y 'Euphoria' también se incluyen en el listado. Entre las actrices protagonistas que competirán por la estatuilla están Jodie Comer y Sandra Oh (por 'Killing Eve') y Reese Witherspoon ('The Morning Show'), que toma el relevo de Jennifer Aniston, que este año se irá de vacío. Zendaya tratará de repetir su hazaña de hace dos años. Esta vez no acudirá sola a los premios. Sydney Sweeney compite como intérprete de reparto. Lee Jung-jae, protagonista de 'El juego del calamar', puede dar la sorpresa de 2023.

Comedia

'Ted Lasso' parte como favorita entre las comedias del año, pero se las tendrá que ver para salir triunfante con dos grandes cómicas, las que protagonizan 'Hacks' y 'La maravillosa Mrs. Maisel', que optan al mismo título. Por supuesto, Jean Smart y Rachel Bross han sido nominadas como actrices protagonistas. La sorpresa del apartado la ha dado 'Solo asesinatos en la edificio', que emite ahora su segunda temporada. Además de como mejor comedia tratará de lograr estatuillas para su reparto (Martin Short y Steve Martin son los nominados).

Miniserie

Es curioso que 'The White Lotus' compita como mejor miniserie cuando ya se ha anunciado que tendrá una segunda temporada con un reparto diferente. Pese a todo ahí está, a la altura de otras propuestas como 'Pam & Tommy', 'Dopesick', 'The Dropaut' y '¿Quién es Anna?'. Destaca el caso de 'The Staircase', que no aspira al galardón principal, aunque sus actores (Colin Firth, Toni Collette) sí han sido nominados. Otros intérpretes célebres, como Michael Keaton, Andrew Garfield y Oscar Isaac, han sido distinguidos por su labor en 'Dopesick', 'Por mandato del cielo' y 'Escenas de un matrimonio'. El reparto de 'The White Lotus' acapara las posibilidades entre las interpretaciones de reparto.

La lectura de las nominaciones corrió a cargo de la actriz Melissa Fumero y el actor JB Smoove, que desvelaron las ficciones favoritas de los miembros de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión. En los últimos años la pandemia ha impedido celebrar ceremonias convencionales. Se espera que la normalidad llegue este año si ninguna polémica empaña la entrega, como ya sucedió con los Globos de Oro (cancelados ante las protestas por la falta de diversidad racial entre quienes escogen las candidaturas) o los Oscar (cuya atención se desvió por el sopapo que Will Smith propició a Chris Rock).