Borrar
Berto Romero y Andreu Buenafuente en 'El otro lado'.
Berto Romero y Buenafuente se pasan al terror sobrenatural

Berto Romero y Buenafuente se pasan al terror sobrenatural

La serie de Movistar Plus 'El otro lado' salta con brillantez del horror al humor pocho y reivindica la inofensiva superchería de los periodistas de temas de misterio

Oskar Belategui

San Sebastián

Domingo, 24 de septiembre 2023, 16:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Seguramente Berto Romero y Andreu Buenafuente hayan sido este fin de semana, con permiso de Jordi Évole, los tipos más populares en el Festival de San Sebastián. El propio Romero bromeaba al respecto: las multitudes le perseguían ante la ausencia de estrellas americanas por la huelga. Bromas aparte, el cómico catalán tenía una buena razón para estar en el certamen: presentar en el Velódromo de Anoeta su serie 'El otro lado', la segunda que crea y protagoniza tras volcar su experiencia real como padre de familia numerosa en 'Mira lo que has hecho', también en Movistar Plus.

Tráiler de 'El otro lado'.

En persona, Romero es un tipo serio y concentrado, que suelta frases como «la nostalgia no me gusta, es un camino que lleva a lugares muy oscuros». La cita es oportuna ante su nueva ficción, protagonizada por un periodista especializado en fenómenos paranormales, que no vive su mejor momento. La primera vez que le vemos ensaya posturas en una bañera para cortarse las venas con una cuchilla. Su intento de suicidio con pastillas sale mal y encima cargará a partir de entonces con un fantasma que solo él puede ver, su antiguo maestro y mentor, una suerte de doctor Jiménez del Oso, fallecido hace veinte años y encarnado por Andreu Buenafuente.

Suena divertido y lo es, pero 'El otro lado' se mueve en un tono que pasa del humor al terror. Busca divertir y desasosegar al mismo tiempo en un registro de comicidad y horror pocho y reconocible. El protagonista, interpretado en clave dramática por Romero, sin una sola concesión al chiste, está perdido profesionalmente en estos tiempos de redes sociales y videopodcast. Un antiguo compañero de investigaciones en Televisión Española (Nacho Vigalondo) le ha comido la tostada y se ha convertido en el nuevo Iker Jiménez. Su última oportunidad de hacerse viral la tendrá gracias a los poltergeist que sacuden un piso del extrarradio de Barcelona, en el que viven María Botto y su hijo.

Berto Romero y Andrey Buenafuente en San Sebastián.
Berto Romero y Andrey Buenafuente en San Sebastián. Efe

«El guion busca equilibrar en todo momento comedia y horror», confirma Romero. «Las comedias de terror suelen tener más de comedia que de terror, y en las películas de miedo los momentos de humor llegan como escape, por pura supervivencia». 'El otro lado', todavía sin fecha de estreno en la plataforma, está repleto de guiños al mundillo del misterio y los fenómenos paranormales, retratos de periodistas y sucesos que los lectores de 'Más allá' y los espectadores de 'Cuarto Milenio' identificarán. «He sido consumidor de esos programas y están presente sus tropos, la prosopopeya y la música», asiente el cómico. «Tomamos referentes estéticos pero no hay imitaciones, todo se desarrolla en una clave muy naturalista».

Como bien apuntó Nacho Vigalondo en San Sebastián, en el cine de terror americano los fantasmas «acosan a gente joven privilegiada físicamente, mientras aquí rondan a gente hecha polvo, son un problema de viejos». Uno de los grandes aciertos de la serie, dirigida por Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro, es la presencia siempre en segundo plano y a veces desenfocada del fantasma al que da vida Andreu Buenafuente, que como se quedó en los 80 puede soltar groserías machistas y políticamente incorrectas. 'El otro lado' también puede verse como una defensa de la ética del periodismo, porque aquellos charlatanes que hablaban de los ovnis y las 'caras de Bélmez' mentían menos que los autores actuales de 'fake news'. Su superchería resultaba inofensiva y alguno hasta a lo mejor se lo creía.

Eva Ugarte y Berto Romero en 'El otro lado'.
Eva Ugarte y Berto Romero en 'El otro lado'.

«Aquel periodismo del misterio servía como pura evasión», recuerda Berto Romero. «No me gusta dar sermones en las series, pero el personaje protagonista está en plena deconstrucción forzada como hombre y como profesional. Se debate entre dos mundos. Un tiempo en el que todo estaba más claro, la verdad era oficial y primaba el machismo y el patriarcado alegre, el 'dame dos besos, guapa'. Este nuevo mundo nadie sabe cómo funciona o como se monetizan las cosas en redes, pero no hay nostalgia del anterior».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios