Borrar
Directo El polaco Piatek iguala el partido
David Verdaguer, con su Goya a mejor actor. Efe
«Lo he vivido con nervios, pero con más cabeza ya formas parte de la familia»

«Lo he vivido con nervios, pero con más cabeza porque ya formas parte de la familia»

«Lo más difícil de haber encarnado a Eugenio ha sido no caer en la imitación y la parodia», asegura David Verdaguer, que recogía ayer el Goya a mejor actor

Iker Cortés

Valladolid

Domingo, 11 de febrero 2024, 16:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dos goyas tiene ya David Verdaguer (Malgrat de Mar, 40 años). El primero lo consiguió en 2018, a mejor actor de reparto, por 'Verano 1993', la ópera prima de Carla Simón; el segundo, a mejor actor, este sábado por haber encarnado al cómico Eugenio en 'Saben Aquell', la película de David Trueba. «Es muy distinto porque el primero fue como un primer amor, que no sabes qué te pasa, en este segundo es como la cuarta vez que te enamoras. Se vive con nervios igual, pero con más cabeza porque ya formas parte de la familia, te han validado ya, y es como si te hubieran dado el check de buen camino», explicaba el actor poco antes de salir hacia Barcelona.

El suyo fue el único Goya que se llevó 'Saben aquell', un largometraje que contaba con once nominaciones pero que no pudo hacer nada ante la apisonadora de Bayona. «Es que estar nominado ya es la leche y es un premio ya», contaba quien aseguraba que lo más difícil de encarnar a Eugenio había sido «no caer en la imitación y en la parodia», algo en lo que Trueba «me ayudó mucho».

Para el director solo tenía palabras de agradecimiento y contó una anécdota. «Alguien del equipo le escribió en la típica silla de director 'Truébame, truébame mucho' porque es un verbo lo que hace este señor. Quiere a todo el mundo, le da su espacio y sin David la gente no se siente libre y hace su trabajo».

Los periodistas también destacaron el homenaje que Verdaguer había hecho a Carolina Yuste, su compañera en la ficción, cuando subió al escenario a recoger el premio. Yuste también estaba nominada a mejor actriz, pero finalmente no se llevó el Goya. «Es que era lo justo. Eugenio está en el imaginario popular, pero Conchita no y lo que ha hecho ella es increíble. Ha aprendido catalán en tres meses, a tocar la guitarra, canta como los ángeles. A ella le pasan cosas en la cara cuando actúa, y a mí, como Eugenio, no. Yo estoy encantado de que se lo haya llevado Malena, pero Yuste hace un trabajo que sin ella yo, como Eugenio, no habría existido».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios