Borrar
Directo El polaco Piatek iguala el partido
Malena Alterio, con su Goya a mejor actriz. Efe
«Descubrí a mi personaje a posteriori, cuando la película ya estaba montada»

«Descubrí a mi personaje a posteriori, cuando la película ya estaba montada»

«Cada vez que me dan un premio mis padres lo gritan como si fuera un gol de Messi», asegura Malena Alterio que este sábado recibió el Goya a mejor actriz por 'Que nadie duerma'

Iker Cortés

Valladolid

Domingo, 11 de febrero 2024, 15:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Era la favorita y al final las quinielas se cumplieron. Veintitrés años después de que fuera nominada por primera y única vez a un Goya, el de mejor actriz revelación, por 'El palo', Malena Alterio (Buenos Aires, 50 años) se alzaba este sábado con el 'cabezón' a la mejor actriz por su trabajo en 'Que nadie duerma', la película dirigida por Antonio Méndez Esparza, basada en la novela homónima de Juan José Millas, donde da vida a Lucía, una mujer que, tras perder su empleo como programadora informática, da un vuelco a su vida convirtiéndose en taxista.

«Eso me vienen diciendo desde hace un rato, que era lo que se esperaba, pero hasta que no lo ves no lo crees. Pero bueno, ya me lo empiezo a creer un poquito. De todas formas estoy como en una nube muy curiosa, creo que tengo que hacer la digestión», apuntaba la actriz muy sonriente.

La puesta de largo de la cinta tuvo lugar en la Seminci de Valladolid, así que el premio este sábado era algo así como «cerrar un ciclo» para una película que, lamentaba Alterio, no tuvo mucho recorrido en las salas de cine. Su disponibilidad en Prime Video abre las puertas a que muchas más personas vean una cinta que la actriz definió como «poco común, inquietante, desconcertante e imprevisible». El personaje, añadió, «no es del todo agradable, pero es imantante porque no sabes por dónde va a salir y, de repente, que eso enganche y que guste y apetezca verlo es una alegría».

Curiosamente, el proceso a la hora de construir el personaje también fue muy distinto al que la actriz está acostumbrada. «Es un personaje que descubrí a posteriori», reconocía. «Yo leí la novela de Millás y la película sigue esa línea, pero el guion se decompuso totalmente por la forma de trabajar de Antonio, que es improvisando y las improvisaciones te llevan de un lado a otro, así que cuando terminé de hacer la película, a la que me entregé en cuerpo y alma, no sabía exactamente qué iba a quedar», contaba. Cuando vio por primera vez la película ya montada dijo: «Ah, esta es Lucía». Ha sido, pues, «una forma de trabajar muy novedosa e inspiradora y ojalá me salgan más proyectos que tengan que ver con este camino».

La actriz, que entraba en la sala de prensa mientras hablaba por teléfono con su madre, Ángela Bacaicoa, confesaba que buena parte de su familia se había reunido en la casa de sus padres en Madrid para ver la gala: «Estaban todos muy nerviosos, como si fuera una final de Argentina e Inglaterra. Cada vez que me dan un premio mis padres lo gritan como si fuera un gol de Messi», concluía entre risas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios