Borrar
Directo UD Las Palmas - Al Sadd SC
Una escena de 'Posesión infernal'.
'Posesión infernal': El Sam Raimi más desaforado

El Sam Raimi más desaforado

Como en tantos cineastas de género, Sam Raimi debutó como director con una película que inmediatamente se convirtió en una obra de culto, 'Posesión infernal'

Sábado, 1 de mayo 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Samuel Marshall -Sam- Raimi, nacido en Royal Oak, Michigan, 23 de octubre de 1959 en el seno de una familia judía de ascendencia rusa, descubrió el cine a los 13 años gracias a una cámara de video que poseía un amigo suyo, llegando a realizar hasta 30 pequeñas películas, que le sirvieron de aprendizaje, entre ellos 'The Happy Valley Kid: The Story of a Sudden Driven Mad', la historia de un universitario que es humillado por sus compañeros y dejado por su novia hasta volverse loco y acabar con todos ellos. En él ya mostraba su interés por las historias truculentas de terror.

En 1978 debuta como profesional con un cortometraje de 32 minutos llamado 'Within the Woods', considerado como una precuela de 'Posesión infernal', logrando que se le abrieran las puertas al largometraje gracias a la reacción del público,con chillidos nunca escuchados hasta entonces y con una excelente acogida crítica. Su ópera prima es 'Posesión infernal' que escribe, produce y dirige y que rueda en 1981 a base de conseguir dinero de su familia y amigos.

Protagonizada por Bruce Campbell, Ellen Sandweiss y Richard DeManincor, 'Posesión infernal' se rueda en Detroit y otras zonas de Michigan que conocía bien, con un escaso presupuesto de 350.000 dólares. La trama cuenta como un grupo de cinco jóvenes formado por Ash (Bruce Campbell), Linda (Betsy Baker), Cheryl (Ellen Sandweiss), Shelly (Sarah York) y Scott (Hal Delrich) deciden pasar pasar un fin de semana en una cabaña en medio de un espeso bosque en las montañas de Tennesse. Una vez instalados, y mientras están cenando, la trampilla que da acceso al sótano se abre de golpe. Extrañados, deciden bajar a investigar. Allí encuentran un magnetófono, un extraño cuchillo ritual y un libro antiquísimo.

Bruce Campbell en 'Posesión infernal'.

Al conectar el magnetófono, la voz de un hombre que dice ser un científico, les descubre que el libro que tienen entre sus manos fue encontrado en las ruinas Cantarianas y es un tratado sobre las prácticas de enterramiento y rituales fúnebres sumerios. Ese libro es conocido como 'El Libro de los Muertos'. Está encuadernado en piel humana, escrito con sangre y sus páginas contienen fórmulas y rituales para devolver a la vida una serie de entidades malignas que se hallan en estado letárgico. La voz comienza a recitar unos conjuros y en el bosque algo vuelve a la vida. A partir de ese momento, todos irán cayendo bajo el influjo del poder de los demonios convirtiéndose en 'muertos malignos' (traducción literal de 'Evil Dead', título original del filme), a los que sólo se les puede destruir mediante la desmembración de sus cuerpos.

Raimi, que mezcla humor negro y terror sobrenatural, hace un cóctel con ideas sacadas de 'Viernes 13', 'La noche de los muertos vivientes' y 'Terror en Amityville', aderezando la mezcla con el 'Necronomicón' de Lovecraft como desencadenante del terror. Stephen King habla maravillas, destacando su endiablado y trepidante ritmo, acentuado por unos movimientos de cámara que llevan la técnica del travelling y el uso de la steadycam a su máximo apogeo, consiguiendo unas secuencias en las cuales la cámara se convierte en un personaje más, dando vida a los entes demoníacos que habitan en el bosque.

Vídeo. Tráiler de 'Posesión infernal'.

La película es un éxito inmediato. Es premiada en el Festival de Sitges, de la que Ángel Sala, actual director del certamen escribe: «La escena clave es la de la violación en el bosque por parte de la vegetación maligna que puebla los aledaños de la cabaña». La película se revela, en palabras de Sala (libro Sam Raimi, de la transgresión al neoclasicismo') como «un cuento de horror de lecturas necrófilas, donde los endemoniados tomas caracteres de los muertos vivientes y, en otras ocasiones de los vampiros».

La película se presentó en Sitges en 15 de octubre de 1981. Raimi convertiría después 'Posesión infernal' en una trilogía, con 'Terroríficamente muertos' (1987) y 'El ejército de las tinieblas' (1993), donde en vez de proseguir la trama hizo nuevas reinterpretaciones sobre la misma, a la vez que colaboraba en guiones para otros directores como los hermanos Coen. Años después llegaría 'Spider-man', pero eso es ya otra historia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios