Isabelle Huppert y Kris Kristofferson en 'La puerta del cielo'.

'La puerta del cielo': la película que acabó con el Nuevo Hollywood

El filme de Michael Cimino llevó a la bancarrota a la United Artists y arrebató a los directores el control creativo de sus películas

Boquerini .
BOQUERINI .

A finales de los 70, los directores se habían impuesto a los productores, que confiando en su creatividad les dejaban hacer a su antojo. Era lo que se llamo 'El nuevo Hollywood'. Sin embargo, una película acabó con aquel sueño, fue 'La puerta del cielo', de Michael Cimino, que provocó la bancarrota de la United Artists.

Michael Cimino (Nueva York, 3 de febrero 1939 – Los Angeles, 2 de julio de 2016) debutó en el cine como guionista. Con sólo dos libretos a sus espaldas accedió a la dirección cuando su guion de 'Un botín de 500.000 dólares' (1974) fue adquirido por la productora de Clint Eastwood. La cinta se convirtió en un éxito inmediato. Gracias a esto Cimino fue capaz de conseguir para su segunda película, 'El cazador', la posibilidad de trabajar sin interferencias del estudio. La película se convirtió en un gran éxito. El cineasta se sumaba a nombres como los de Coppola, Spielberg o Lucas en imponer el criterio del director. Era 'el nuevo Hollywood'.

Nada más llegar a Hollywood, Cimino había descubierto un libro que contaba un hecho muy desconocido, las disputas entre granjeros y ganaderos inmigrantes que habían tenido lugar entre 1889 y 1892 por el control de tierras y ganado en Wyoming que llegó a su punto más álgido cuando un grupo de terratenientes contrató a unos pistoleros para dar caza y matar granjeros. Inmediatamente pensó en que ahí había una película. Tras el gran éxito de 'El cazador' vio que era el momento de llevarla al cine.

Cimino llevó la historia a la United Artists, productora de su anterior filme, que en un principio no se mostró nada entusiasta con el tema. Pero la buena suerte acudió en ayuda del director: Varios directivos del estudio abandonaron la compañía para fundar el suyo, Orion Pictures, y los nuevos, deslumbrados por aquello de que 'el director es la estrella' aceptaron el proyecto, suponiendo que Cimino sería capaz de hacer una epopeya.

La United Artists le da libertad absoluta creativa con un presupuesto de 7,5 millones de dólares. Cimino empieza a buscar sus actores, Kris Kristofferson, Christopher Walken, John Hurt y Sam Waterston, pero la actriz para el personaje femenino se le resiste: Jane Fonda, Sally Field o Diane Keaton, no aceptan. Cimino ve un día 'Prostituta de día, señorita de noche', de Claude Chabrol en un cine de Los Angeles y a la salida ya tenía claro que la francesa Isabelle Huppert sería su protagonista.

Una imagen de 'La puerta del cielo'.

El 16 de abril de 1979 comienza el rodaje con un presupuesto que ya estaba en 11,6 millones de dólares y con 1.200 extras. Cimino exige nuevo vestuario para los actores, confeccionado expresamente para el filme; además utiliza un tiempo interminable para preparar cada plano, llegando a las 40 tomas para cada uno. Un día esperaron horas para que una nube se colocase en el lugar exacto del cielo. En la United Artists entran en pánico cuando a los seis días de rodaje Cimino lleva cinco de retraso y gastados 900.000 dólares por un minuto de filmación utilizable. A las dos semanas lleva ya 10 días de rodaje con solo 3 minutos de imágenes válidas. Los directivos del estudio hacen cuentas y ven que van a la ruina, pero Cimino ignora el apremio del estudio y sigue gastando dinero. En la United Artists nadie se atreve a llevarle la contraría ya que le consideraban un genio, y el equipo le apoyaba. Todo empeoraba, pero Cimino seguía rodando.

La fotografía principal del filme concluyó el 2 de octubre de 1979. Se habían rodado 220 horas y aun quedaba el prólogo y el epílogo. Pronto dimiten varios directivos de la United Artists ante el descontrol presupuestario. Cimino presenta una versión que dura 5 horas y 21 minutos, aunque se ofrece acortarla «unos 15 minutos», que al final se queda en 219 minutos. El 18 de septiembre de 1980 se hace la premiere en Nueva York con una frialdad glaciar. El 'New York Times' sentencia: «Es un desastre tan absoluto que sospechamos que Cimino vendió su alma al diablo para obtener el éxito de 'El cazador', y ahora el diablo ha regresado para cobrárselo». La suerte está echada y la United Artists ve como se desvanecen expectativas de recuperar su inversión. La recaudación final del filme no sobrepasó los 1,3 millones de dólares.

La United Artists entró en bancarrota y fue adquirida a precio de saldo por la MGM. 'La puerta del cielo' se estrenó en España en septiembre de 1981 y solo fue vista por 213.031 espectadores.