Liu Yifei protagoniza 'Mulan'.

'Mulan' se estrena en Disney Plus el 4 de septiembre y costará 22 euros

La adaptación a imagen real de la cinta de dibujos no pasará por los cines y deberá amortizar en internet su presupuesto de 200 millones de dólares

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

La imagen del dueño de un cine francés destrozando con saña un cartel de 'Mulan' en el hall de su local se ha hecho viral. Su rabia, sin duda, estaba justificada. Los exhibidores confiaban en la película de Disney, una nueva versión en acción real del clásico animado, para salvar las cuentas en la pandemia. La adaptación a imagen real del filme de dibujos de 1998 tenía previsto su estreno el pasado 24 de julio, pero los estragos del coronavirus fueron retrasando su lanzamiento a diferentes fechas hasta que la casa de Mickey Mouse soltó la bomba: 'Mulan' se estrenaría directamente en su plataforma de internet sin pasar por las salas. La decisión se antoja sorprendente dado que la cinta ha costado 200 millones de dólares, unos 169 millones de euros, y habrá que ver si es capaz de recuperar la inversión.

'El rey león', 'La bella y la Bestia', 'Aladdin', 'El libro de la selva', '101 dálmatas'… Disney se asegura cada verano un pelotazo con la traslación a imagen real de uno de sus clásicos de dibujos animados. 'Mulan' no iba a ser una excepción y por eso Disney Plus la ofrece a sus abonados a partir del 4 de septiembre con un acceso premium por 21,99 euros. La suscripción a la plataforma cuesta en nuestro país 6,99 euros al mes. La película se podrá ver tantas veces como se quiera mientras se tenga una suscripción activa. Muchos seguidores de la compañía mostraron en las redes sociales su descontento con los precios del estreno, pero la clave aquí, precisamente, está entre los que no dijeron ni esta boca es mía.

«Disney no solo determina el precio, también empieza a decidir cuándo y dónde se verá su producto. Las cosas están cambiando, las ventanas van a saltar por los aires», asegura Juan Carlos Tous, fundador de la plataforma Filmin. Con el estreno directamente en internet, Disney evita tener que repartir el precio de la entrada con los cines.

Lo cierto es que la crisis económica provocada por la Covid-19 ha herido profundamente al sector de la exhibición. AMC, la mayor cadena de salas de EE UU, ha firmado un acuerdo con Universal por el que sus películas estarán disponibles en vídeo bajo demanda tan solo 17 días después de su estreno en cines, en lugar de los 75 y 90 días habituales.