Una imagen de 'Mass'.

'Mass': el perdón y la culpa

Se estrena una de las películas más interesantes del año, Premio de la Juventud en el Festival de San Sebastián, cuya aparente simpleza esconde un trabajo actoral exultante

Borja Crespo
BORJA CRESPO

'Mass' es uno de esos recomendables títulos a los que merece la pena acercarse sin saber nada, o casi nada, sobre su contenido. Ojalá poder pagar la entrada sin tener conocimiento alguno de lo que vamos a ver, algo prácticamente imposible hoy en día. Pasar por taquilla vírgenes ante cualquier proyecto es una ardua labor que conlleva cierto sacrificio como espectador, de ahí que la existencia de festivales presenciales siga siendo un bien necesario, no solo para fomentar la cultura y alimentar el sector, también para poder degustar propuestas cinematográficas sobre las que no tenemos constancia alguna o apenas nos suenan de algo. Películas insospechadas, inesperadas, sorprendentes, como resulta el estreno que nos ocupa, acerca del cual da apuro pronunciarse más allá de unas líneas generales.

Esta arrebatadora ópera prima de Fran Kranz, escrita y dirigida por un actor habitual, curiosamente, en proyectos de terror reseñables como 'Igual eres el asesino', 'Bloodsucking Bastards' o 'La cabaña en el bosque', se apoya principalmente en el diálogo y en el trabajo actoral de un reparto principal en estado de gracia que logra mantener la atención a lo largo de casi dos horas sin apenas cambios de localización.

Una imagen de 'Mass'.

El bagaje de Kranz como actor es amplio y variado. Sus más de dos décadas dando el callo incluyen los escenarios de Broadway, donde ha defendido obras como 'Muerte de un viajante'. Se nota su interés como dramaturgo a la hora de escribir precisamente un drama in crescendo que juega inicialmente a sembrar cierta perplejidad. Dos matrimonios se sientan a hablar de sus respectivos hijos, pero no llegamos a saber la razón de la reunión hasta bien avanzado el metraje. El desconcierto va tomando cuerpo y se revela como una sugestiva exploración del perdón y la culpa.

Presentada oficialmente en Sundance, 'Mass' se llevó el premio de la juventud en el Festival de San Sebastián con una puntuación del público superior a todas las películas presentadas en la sección Perlas. Su aparente simpleza es su mayor virtud. Estamos ante un título importante, de sobrio guión, trabajado y exprimido con oficio y creatividad. Tenso, asfixiante por momentos, con los mínimos elementos despliega con cautela una cuidada puesta en escena, milimétrica, donde cualquier objeto inane sirve de mucho. Con un desenlace satisfactorio, bordan sus papeles Jason Isaacs ('Harry Potter'), Martha Plimpton ('Los Goonies'), Reed Birney ('La caza') y Ann Dowd ('Hereditary'). Gente hablando y cautivando.