'La mujer del espía'.

Kurosawa emula a Hitchcock en 'La mujer del espía'

El director japonés obtuvo el León de Oro al mejor director en Venecia con este thriller rodado con un estilo clásico

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Kiyoshi Kurosawa obtuvo el León de Plata al mejor director en Venecia con este thriller ambientado en la II Guerra Mundial, rodado con un estilo clásico y preñado de melancolía. La acción arranca en 1940, la noche anterior al estallido de la contienda, cuando un comerciante de Kobe deja a su esposa en casa y viaja a Manchuria con su sobrino. Allí es testigo casual de un acto bárbaro y decide tomar medidas para revelarlo al mundo. Su mujer intentará protegerlo de forma incondicional.

Vídeo.

«Esta es mi primera película ambientada en el pasado», explica el autor de 'Tokyo sonata' y 'Viaje hacia la orilla'. «Quería reflejar el conflicto que debía sentir la gente en aquel tiempo cuando pensaba en su futuro. Esta película no trata sobre la guerra. Es el trasfondo de la historia y revela el hecho innegable de que Japón ha cometido numerosos actos de violencia despiadada en suelo extranjero». 'La mujer del espía' recuerda a 'Sospecha' y 'Encadenados', y aunque Kurosawa no es Hitchcock, suple la falta de originalidad a base de elegancia y sobrio romanticismo.