Jonás Trueba ha rodado 'Quién lo impide' a lo largo de casi cinco años.

Jonás Trueba captura el vértigo y la desazón adolescentes

'Quién lo impide' obtuvo cuatro premios en el Festival de San Sebastián por su retrato inmersivo a lo largo de casi cuatro horas de un grupo de adolescentes

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Jonás Trueba (Madrid, 1981) está cansado de que solo se hable de los jóvenes cuando surge el botellón. «Quería mostrar esas imágenes que no están en los medios de comunicación o en las series, donde se tiende a espectacularizar todo el rato», asegura el hijo de Fernando Trueba, que con 'Quién lo impide' se convirtió en el vencedor moral del Festival de SanSebastián: el filme obtuvo, entre otros premios, la Concha de Plata a la mejor interpretación secundaria para un reparto de chavales sin experiencia como actores y el Feroz de la prensa.

Vídeo. Tráiler de 'Quién lo impide'.

Ytodo eso con una cinta que dura 220 minutos y que su autor quiere que se vea en salas, estructurada en tres partes con dos intermedios de cinco minutos. Trueba se ha pasado cinco años recogiendo las reflexiones de adolescentes, antes y después del confinamiento, en 'Quién lo impide', que toma su título de una canción de Rafael Berrio. Toma elementos del documental y la ficción para lograr una experiencia inmersiva que nos permita acompañarles en el aula, de juerga o en la intimidad de sus juegos amorosos.