Borrar
Timothée Chalamet y Rebecca Ferguson en 'Dune'.

'Dune': fantástico monumental

Denis Villeneuve, director de 'La llamada' y 'Blade Runner 2049', firma una adaptación del clásico de Frank Herbert muy diferente al inefable filme de David Lynch

Miércoles, 15 de septiembre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras los vaivenes que ha sufrido la distribución cinematográfica, problemas acelerados por la pandemia, la esperada nueva adaptación de 'Dune' se estrena en pantalla grande. La noticia, ya desestimada, de su lanzamiento directamente en streaming, debido al cierre de salas y el posterior recorte en los aforos, sentó como un jarro de agua fría a los espectadores potenciales de una obra magna que ya cuenta con una versión singular, pergeñada por el inclasificable David Lynch, un género en sí mismo. El director de 'Terciopelo azul' dejó su impronta en un filme extravagante, imperfecto y enigmático, que cuenta con algunos hallazgos incontestables, como su visión de la Casa Harkonnen.

Vídeo. Tráiler de 'Dune'.

Por el camino se quedó el frustrado proyecto de llevar el material literario escrito por Frank Herbert a imagen real por parte del excéntrico Alejandro Jodorowsky, aunque el desarrollo del mismo le permitió al psicomago y cineasta de culto, estrechar lazos con el personal involucrado, gente de indudable categoría artística, entre ellos Moebius, que realizó más de 3.000 dibujos, alguno de los cuales fue aprovechado para la saga de cómic de referencia 'El Incal', y dicen que para 'Star Wars', 'El quinto elemento' y 'Alien'. El artista sueco H. R. Giger también andaba por ahí -de hecho, antes de que Lynch recogiese el timón de la adaptación pasó por la mesa de Ridley Scott-.

Atando cabos se puede llegar a intuir una interesante fertilización cruzada. La ambición de Jodo fue grande, invitó a participar en el reparto a Orson Welles, Gloria Swanson y Salvador Dalí, que hubiera cobrado 100.000 dólares, ahí es nada, por una hora de trabajo. Nos quedamos con las ganas de degustar el desenlace, aunque puede intuirse gracias al fabuloso documental 'Jodorowsky´s Dune', estrenado en 2013.

Ahora es el excesivamente alabado Denis Villeneuve –su 'Blade Runner' se antoja irregular- quien recoge el testigo y se atreve a convertir en imagen en movimiento una materia prima difícil de adaptar. La reciente premiere del filme en el Festival de Venecia fue un éxito, confirmando la épica y el sentido de la maravilla que ya destilaban las secuencias de avance. El sempiterno clásico de la ciencia-ficción coge vuelo de nuevo apuntándose a la estética visual que reina actualmente en los blockbusters -aprovechamos para recomendar 'Raised by Wolves', la serie de Ridley Scott-, con un reparto coral apabullante que lleva sobre las espaldas una espectacular epopeya trufada de escenas de acción y personajes con carácter. Recordemos que la aventura tiene como centro el planeta Arrakis, un lugar desierto, feudo de la familia Harkonnen, que pasa a manos de la Casa Atreides. Las intrigas palaciegas revientan y crece la lucha por el poder, entre traiciones y secretos.

Una espectacular imagen de 'Dune'.
Una espectacular imagen de 'Dune'.

El nominado al Oscar Timothée Chalamet, exultante en 'Call Me by Your Name', lidera un casting nutrido de estrellas como Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Josh Brolin, Stellan Skarsgård, Dave Bautista, Stephen McKinley Henderson o Zendaya, el rostro de la magnífica 'Euphoria'. Completan el equipo artístico David Dastmalchian ('El caballero oscuro'), Chang Chen ('Tigre y dragón'), Sharon Duncan-Brewster ('Sex Education'), Charlotte Rampling, Jason Momoa y nuestro Javier Bardem.

'Dune' es la esperanza de la taquilla tras los estragos que ha provocado en el sector el dichoso coronavirus. No es para menos, va disfrazada de superproducción, pero su fuerza va más allá. A diferencia del cine de Christopher Nolan que atrapa a la audiencia, tan efectivo como tramposo, Villeneuve sabe cómo impregnar de emoción sus secuencias. El mastodóntico proyecto que ha tenido entre manos no es fácil de controlar, pero el cineasta canadiense se defiende con energía, ofreciendo una película diferente a pesar de moverse en el terreno del audiovisual más comercial.

No parece haber aceptado excesivos peajes en el proceso, quizás en algunas decisiones en el envoltorio formal, como la fotografía, pero no desestima los diálogos densos a la hora de perfilar una atmósfera de ensoñación turbulenta que se ajusta con nota al atribulado argumento. Deja con ganas de más, situándose por encima de 'Blade Runner 2049'. Veremos si recoge el testigo del fenómeno fan de 'Star Wars', tal y como vaticinan algunos círculos entusiastas con ganas de marcar tendencias.

Timothée Chalamet y Denis Villeneuve en Venecia.

El toque Villeneuve

Denis Villeneuve (Quebec, 1967) se dio a conocer con el visceral cortometraje 'Next Floor', donde unos comensales de aspecto aristocrático devoran viandas con ansiedad en una mansión cuyos cimientos se tambalean por el peso que van adquiriendo por culpa de la gula, una clara crítica al clasismo. Llamó poderosamente la atención a su paso por numerosos festivales especializados, donde se llevó más de un premio. En apenas unos minutos el laureado cineasta dejaba claras sus virtudes, en peligro de extinción en el actual cine comercial: saber lo que quieres contar y cómo hacerlo, además de cuestionar la realidad que nos rodea.

Con 'Incendies' (2010), nominada al Oscar, puso su nombre en boca de muchos y no tardó en debutar en Hollywood de la mano de 'Prisioneros' (2013), un recomendable thriller protagonizado por Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal. El mismo año sorprendió con 'Enemy' (2013), de nuevo con Gyllenhaal a la cabeza del reparto, una propuesta onírica envolvente con una riqueza visual encomiable, marca de la casa. La contundente 'Sicario' (2015), un puñetazo al sistema con el narcotráfico como excusa, y 'La llamada» (2016), ciencia ficción con mensaje, original y abierta al debate, terminaron de catapultarle al estrellato autoral antes de afrontar la secuela del clásico de Ridley Scott, un gran reto alabado por la prensa especializada que fue acogido con tibieza por el gran público.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios