Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 21 de junio
Una imagen de 'Demencia 13'.
Cuando Coppola rodó su primera película en diez días
Ópera prima

Cuando Coppola rodó su primera película en diez días

El director de 'El padrino' debutó tras las cámaras con una cinta de terror que rodó en Irlanda con los 20.000 dólares que le dio Roger Corman, quien le exigía «más sexo y violencia»

BOQUERINI

Miércoles, 10 de abril 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'Demencia 13' está considerada por Francis Ford Coppola como su ópera prima. Lo cierto es que antes había remontado otras cintas e incluso rodado algunos cortos de mujeres desnudas ('nudies' se llamaron) para Roger Corman, el hombre rey de la 'serie b', que tituló su autobiografía 'como rodé 100 películas en Hollywood y nunca perdí un céntimo'. Como a tantos futuros directores de los 60, también fue Roger Corman quien dio su primera oportunidad a Coppola.

Francis Ford Coppola acaba de cumplir 80 años: nació el 7 de abril de 1939 en Detroit. Estudia cine en la Universidad del Sur de California y pronto comienza a trabajar para Corman como 'chico para todo'. Rueda escenas adicionales de películas de la productora, remonta otras, se inventa los diálogos para un par de películas de ciencia ficción soviéticas que Corman había comprado para el mercado americano, y que Coppola se ofrece a traducir sin tener ni idea de ruso.

Tras haber sido técnico de sonido, ayudante de dirección y director de la segunda unidad de 'The Young Racers', una película sobre pilotos de carreras que se rueda en los circuitos europeos, Coppola se ha convertido en la mano de derecha de Corman. Entonces, le lanza un anzuelo. Así lo ha contado Coppola: «Le describí la escena de una dama que va a una alberca y ve el cuerpo de una niña. Luego recibe hachazos hasta morir. Todo lo que sabía es que iba a gustarle a Corman. Me dio 20 de los grandes y me dijo que podía hacerla. Entonces escribí el guion en tres días. Fue una buena experiencia. Creo que fue la única película en que lo pasé bien rodando».

Como 'The Young Racers' se había acabado de rodar en Irlanda, Corman pide a Coppola que permanezca en el país ya que no hay presupuesto para el filme y deberá rodar allí la película con los 20.000 dólares que habían sobrado del otro rodaje. Además le impone tres condiciones: que cambie el personaje masculino por una mujer, que la ruede en diez días y que el título sea 'Demencia' (al que después hubo que añadir el '13' porque otro director ya había registrado el de 'demencia' a secas). Además Corman encarga a su secretaria que vigile a Coppola durante el rodaje. Este, por su cuenta, decide vender los derechos de la película que va a hacer para el Reino Unido, con lo que consigue otros 20.000 dólares. Cuando Corman se entera ya es demasiado tarde.

Para la película se contrata a actores desconocidos que eran muy baratos: William Campbell, Luana Anders, Bart Patton, Mary Mitchell, Patrick Magee y Eithne Dunn. La trama que escribe el director en tres días cuenta como cuando un hombre muere de un infarto, su esposa teme no cobrar la herencia. Escribe entonces una carta al resto de la familia anunciando que John ha tenido que viajar a Nueva York por negocios. Cuando se traslada a la casa familiar buscando un modo de quedarse con el dinero, descubre que la familia celebra un morboso ritual.

Varios amigos del director de su época universitaria viajan a Dublín para apoyar el proyecto, entre ellos su hermana Talia Coppola. El equipo de rodaje se compone únicamente de nueve personas, que ruedan el filme en blanco y negro en el plazo previsto. Corman manda numerosos telegramas a Coppola: «Más sexo y violencia», pensando en una nueva 'Psicosis', pero, como cuenta Miguel López en su imprescindible libro 'Los Coppola', el director «está más interesado en el amor porque en el rodaje conoce a una joven estudiante de la Universidad llamada Eleanor Neil, quien figura en los títulos de crédito como directora artística. A ella le impresiona la energía que despliega ese hombre desastrado y su dominio de la situación en el caos del bajo presupuesto. Contraerán matrimonio poco después y han seguido unidos desde entonces».

Imagen principal - Cuando Coppola rodó su primera película en diez días
Imagen secundaria 1 - Cuando Coppola rodó su primera película en diez días
Imagen secundaria 2 - Cuando Coppola rodó su primera película en diez días

De regreso a Los Ángeles, Corman rechaza el montaje que ha hecho Coppola. Se ruedan algunas escenas supletorias, entre ellas la inicial. Pero Corman sigue sin ver la comercialidad del filme, por lo que convence a Jack Hill, también compañero de Coppola en la universidad, para que filme algunas escenas llenas de violencia que, a espaldas del director, se añadan a su película.. Aunque a Coppola no le gusta nada lo que han hecho, no le queda más remedio que aceptar el resultado final.

La película se lanza con slogan muy propio de Corman: «No vea esta película solo si usted tiene un corazón débil». El filme se estrena en Nueva York en septiembre de 1963. La crítica del 'New York Times' es demoledora: «La fotografía es mejor que la trama, la trama es mejor que el diálogo, el diálogo es mejor que la grabación. Esta última es muy difícil de distinguir, lo cual podría ser una ventaja…». Como anécdota, Coppola se intenta consolar cuando cree leer que «la dirección es sólida», pero pronto le corrigen. El periódico no dice 'solida' sino 'estólida'.

Aunque después aun trabajaría en otra película de Corman, las relaciones de Coppola con el productor se han roto. El cineasta comienza a trabajar como guionista ('Reflejos en un ojo dorado', 'Propiedad condenada', 'El gran Gatsby', '¿Arde París?'…) hasta que la Seven Artists acude en su rescate para que dirija 'Ya eres un gran chico'.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios