Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 21 de junio
Jim CArrey da vida al villano Robotnik en 'Sonic The Hedgehog'. Efe
Jim Carrey: «Siempre he tenido una estúpida confianza en mí mismo»

Jim Carrey: «Siempre he tenido una estúpida confianza en mí mismo»

Esta semana estrena el filme 'Sonic The Hedgehog', donde da vida al villano Robotnik

María Estévez

Los Ángeles

Miércoles, 12 de febrero 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Reinventándose con su primer papel como villano, Jim Carrey regresa a las vidas de sus admiradores. Después de varios años en los que prácticamente había desaparecido de las altas esferas de Hollywood, Carrey vuelve para demostrar al mundo que no se ha retirado. Febrero va a ser el mes de este brillante actor cómico porque su regreso es a lo grande en el cine y la televisión. Esta semana estrena el filme 'Sonic The Hedgehog', donde da vida al villano Robotnik y luego aparecerá en la segunda temporada de la serie 'Kidding'. En Los Ángeles, tuvimos oportunidad de hablar con Carrey para Colpisa sobre Sonic, donde nos contó porque decidió un día semi retirarse de la industria. Su plan de dinamitar su carrera funcionó, hasta el punto que este héroe cómico de los noventa acabó tragado por su propio ego.

-¿Qué puede adelantarnos sobre la historia de Sonic?

-Estamos en el proceso de promoción, no hay que hacer spoilers. El público tiene que descubrir la historia y ver lo que hemos creado. A veces, es necesario dejar que la consciencia colectiva decida por sí misma si quiere ver algo. El personaje de Sonic forma parte de la vida de mucha gente que adora el personaje desde su infancia, pero hemos hecho algo diferente gracias a la tecnología y lo importante es dejar que ellos formen una opinión sin que les forcemos a ello

-Usted interpreta al Doctor Robotnik en esta fábula de acción en vivo.

-Sí, es un personaje muy interesante. Creo que soy monstruo como Frankenstein. No me preocupo mucho del resultado final, he hecho lo que sé hacer interpretando el personaje a mi manera. Es un personaje muy físico. No sé si eso es bueno o malo, porque dependerá del juicio del público, pero yo lo he pasado muy bien actuando en esta cinta.

-Le gusta controlar el proceso creativo de los personajes.

-La autoría de los personajes es algo de lo que uno se desprende una vez que ha terminado de actuar. Todo lo que puedes hacer es sentarte a ver que sucede con la película porque una vez que tu papel está hecho no tienes ningún control sobre el resto del proceso. Los actores hacemos lo que podemos, pero la tecnología es responsable de gran parte del contenido de la narración de Sonic. ¿Quien sabe cómo lo vayan a hacer? Yo soy consecuente con el equipo creativo y confío en ellos, sé que van a hacer un gran trabajo. En cuanto al personaje de Sonic, entiendo que el público sienta que les pertenece y por eso invierten sus emociones en esta cinta. No me preocupa demasiado lo que opinen de mi personaje, lo que tenga que pasar, pasará.

-Usted estrena también este próximo mes la segunda temporada de la serie Kidding, donde interpreta el papel de Jeff Pickles.

-Todos tenemos un abanico enorme de sentimientos, emociones y ambiciones espirituales. Ninguno de nosotros es distinto a los demás. Para mí siempre ha sido importante una búsqueda interior. Mi trabajo se ha convertido en una investigación personal por contestar las grandes preguntas que uno tiene en su interior. Nunca he creído en los límites. Siempre he tenido una estúpida confianza en mí mismo, en ser capaz de superar cualquier obstáculo gracias a mi empeño creativo. Encuentro muy interesante superar los retos

-Su personaje en la serie recuerda a Fred Rogers, si éste hubiera tenido un ataque de psicosis.

-Jeff Pickles es un icono para los niños que ven la televisión. Es un pilar de amabilidad y sabiduría para las mentes impresionables de los niños norteamericanos y para los padres que los educan. Cuando la familia de Mr. Pickles estalla, su vida da un giro a lo peor. Se verá obligado a dejar los muñecos a un lado y enfrentar una crisis que le cuesta su sanidad mental. Es entonces cuando la crueldad del mundo, le rompe el corazón.

El actor, con el cartel de la película.
El actor, con el cartel de la película. Reuters

-¿Qué le llevó a crear este personaje?

-Hasta cierto punto, la expresión artística surge de un sentido de servicio a la comunidad. Creo que es lo que el mundo necesita en estos momentos. Empecé pensando que el mundo necesitaba una válvula de escape, una liberación de las preocupaciones. Seguimos necesitandola, pero estamos atravesando un periodo en el que somos capaces de enfrentar nuestra realidad como ser humanos porque hasta ahora no lo habíamos hecho. Con todo lo que ha sucedido con Trump, con el sistema político que nos hemos creado, no nos damos cuenta que esto no ha surgido de un día para otro. He querido hacer una serie donde se pueda apreciar la belleza de la gente, dar algo al público que significa mucho para todos.

-Parece como si quisiera curar la depresión al mundo.

-Hemos llegado a la conclusión de que la verdadera depresión en el mundo es; que no todo es tan bueno como creíamos que era. Seguimos perdidos en trivialidades, en el miedo a la pérdida, en la inseguridad personal. Es sorprendente cuando descubres que hoy en día, en el nuevo milenio, no hemos evolucionado mucho. Nuestro camino y nuestros miedos son los mismos. Seguimos cayendo dentro de los mismos temores, repitiendo errores

-Pinta un retrato muy grave de la sociedad actual. ¿Cree que Kidding es una serie positiva?

-Claro que sí. Es una oportunidad de alcanzar la luz. Nadie promete que uno supere sus problemas en un momento, es un proceso gradual. Cuando me siento desinflado, porque me pasa como a todo el mundo, sé que al día siguiente voy a estar bien. Un día paras y otro día vuelas. La vida es un camino, no hay que volverse loco ni vivir en el futuro. La confusión del dolor también es pasajera, todos vivimos en conflicto, todos nos cuestionamos y todos luchamos por encontrar un momento mejor, lo que no conseguimos es solidificarlo eternamente.

-Lleva tiempo interpretando personajes espirituales, ¿Dónde quedó el Jim Carrey cómico?

-No lo sé. Estos personajes gravitan hacia mí, supongo que los atraigo por alguna razón que yo mismo desconozco. Yo me siento muy satisfecho de mi trabajo y estoy poniendo mi alma en Sonic y en Kidding. Me encuentro feliz y cuando tenga que volver a la comedia, lo haré. Ahora estoy haciendo lo que realmente siempre he querido hacer

-Siente que puede volver a perderlo todo.

-Mi experiencia no es de miedo a perder. Sin riesgos no haces nada por tu vida. Yo trato de arriesgarme tanto como me sea posible. A veces enfado a mucha gente, pero no me importa. No creo que deba encorsetarme para encajar dentro del público. Yo soy honesto conmigo mismo.

-¿Cree que nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio?

-Sí. Absolutamente. Yo no me tomo nada demasiado en serio. Soy de los que cuenta un chiste en un funeral

-¿Cómo describiría su vida en estos momentos?

-Estoy atravesando un periodo en el que estoy mirando hacia dentro para encontrar mi camino espiritual. A veces me encuentro cuestionándome de forma extraña, en otros momentos estoy en el cielo y, como todos, a veces estoy enfadado. La vida es un milagro constante. No me quejo de nada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios