Borrar
Meryl Streep encarna a la presidenta de EE UU en 'No mires arriba'.

Un Apocalipsis muy divertido

Adam McKay dispara a unos políticos necios, unos medios rendidos al espectáculo banal y una sociedad ciega e idiota en 'No mires arriba'

Jueves, 9 de diciembre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Adam McKay ya nos demostró en su anterior película, 'El vicio del poder', que la política es una farsa grotesca. Aquella sátira sobre el exvicepresidente Dick Cheney perfeccionaba el avasallador dominio de los mecanismos de la comedia que el director estadounidense ya había demostrado en 'Saturday Night Live' y en películas como 'Hermanos por pelotas', 'Los amos de la noticia' y 'La gran apuesta'. En su último trabajo, que se estrena este 10 de diciembre en cines y en Netflix el 24 de diciembre, el productor ejecutivo de una de las series de moda, 'Succession', abre el foco y posa su mirada no solo en los políticos, sino en los medios de comunicación y en una sociedad ciega e idiota.

Vídeo. Tráiler de 'No mires arriba'.

¿Qué hay que hacer para que miremos arriba y tomemos conciencia del desastre inminente? Es lo que se preguntan a lo largo de las dos horas y media del filme un profesor de astronomía y una alumna suya (Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence jugando a quitarse glamour) tras descubrir que un cometa en órbita del tamaño del Everest impactará contra la Tierra en seis meses.

A un país obsesionado por banalidades en las redes sociales no parece importarle el trascendental descubrimiento. Los científicos iniciarán una gira de concienciación que pasa por el despacho de la presidenta de EE UU (Meryl Streep) y su servil hijo y jefe de gabinete (Johan Hill), al que le aburren las malas noticias. En el programa matinal de más audiencia, presentado por Cate Blanchett, tampoco parece importar mucho que tengamos los días contados.

La farsa política, la banalidad incentivada por las redes sociales y hasta la parodia del cine de catástrofes tienen cabida en un frenético espectáculo con estrellas invitadas, como Ariana Grande, Timothée Chalamet y Ron Perlman.El Apocalipsis nunca ha resultado tan divertido como en este disparate que toma el pulso a la vida contemporánea y reivindica algo revolucionario: la decencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios