Borrar
Directo El PSOE valora el primer año de Gobierno de Coalición Canaria y Partido Popular
Ben Affleck encarna al conde Pierre d'Alençon en 'El último duelo'.

Ben Affleck: «Todo el mundo tiene una opinión sobre mí»

El actor protagoniza y escribe junto a su amigo Matt Damon 'El último duelo', un drama ambientado en la Francia medieval que dirige Ridley Scott

maría estévez

Los Ángeles

Miércoles, 27 de octubre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

'El último duelo' es un filme con una narrativa de mucha actualidad disfrazado con el telón de fondo de la Europa Medieval. La cinta de Ridley Scott reúne a Matt Damon y Ben Affleck como actores protagonistas y coautores de un guion, veinte años después de escribir juntos y ganar un Oscar por 'El indomable Will Hunting'. 'El último duelo' cuenta, desde tres perspectivas diferentes, el ataque a Marguerite de Carrouges (Jodie Comer) por parte de Jacques Le Gris (Adam Driver).

Vídeo. Tráiler de 'El último duelo'.

Después de la violación, Le Gris debe defenderse de las acusaciones contra su persona y se bate en duelo con el esposo de Marguerite, Sir Jean de Carrouges (Matt Damon). Si bien puede parecer una historia épica de guerra, el filme ofrece un trasfondo social que Scott ha construido cuidadosamente y que trata de mucho más de lo que parece. 'El último duelo' cuenta con peleas de espadas, escenarios hermosos y una atención precisa a los detalles de la época. El filme fue impulsado por Damon y Affleck, quienes tropezaron por casualidad con el libro escrito por Eric Jager sobre Lady Marguerite. Affleck (Berkeley, EE UU 1972) es el conde Pierre, que se convierte en amo y señor de las tierras de todos y ampara al personaje de Le Gris, su fiel servidor y compañero de orgías.

-¿Por qué decidieron escribir este guion?

-Creemos que falta empatía y con historias como esta podemos conversar sobre la cultura de otras personas. El mundo de las mujeres se ignora en muchos momentos de la Historia, pasamos por alto su presencia y de eso tratan los dos primeros actos de la película. Cuando Matt buscaba un escritor, me sugirió la idea de colaborar juntos. Estábamos en una cena y le pregunté: ¿De qué va el libro? Me lo contó y me pareció muy interesante. Todo fue muy orgánico. Luego se incorporó Nicole Holofcener, escritora y directora, para aportar la visión desde el punto de vista de Lady Marguerite. Nos sorprendió cómo los hombres de la época tomaban notas muy minuciosas de lo que hacían en cada momento y no tenían nada registrado de lo que hacían las mujeres.

-¿Qué destacaría de una narración contada hasta en tres ocasiones?

-El trabajo de los actores. Creo que Jodie Comer y Adam Driver tuvieron la tarea más difícil en este filme. Es muy difícil interpretar desde tres perspectivas las mismas escenas, tuvimos mucha suerte de contar con dos actores tan exquisitos. También debo mencionar el trabajo de Ridley Scott, un tipo con una energía brutal y contagiosa. El gran desafío era mostrar una escena brutal desde varias interpretaciones mientras hacíamos honor a cada personaje. Cada uno tiene su propia visión de los hechos, como en una conversación de dos personas que cuando cuentan su versión siempre es diferente. Todos tienen experiencias diferentes que están arraigadas a sus valores personales.

Noticia Relacionada

-¿Es este un filme para provocar una conversación?

-Sinceramente, espero que esta película genere catarsis y empatía. Me gustaría que desarrollara en el espectador compasión por los demás, entender que no hay que mirar lo que vemos sólo desde nuestra perspectiva. Queremos que la audiencia entienda que la realidad de otra persona depende de su historia, cultura y educación.

-Traición y venganza en la Francia del siglo XIV. Sin embargo, en el centro de la trama hay una mujer que ha sufrido un trauma.

-En muchos casos la mujer hoy en día sigue siendo invisible. Esta es una historia que da voz a un personaje invisible. No es solo la acusación de un brutal ataque, sino la lucha por la justicia. Nos pareció importante e interesante contar una historia que no era la acusación de una mala persona, sino que apuntaba al antecedente cultural que comparten Europa y los países colonizados por países europeos, donde no se ha visto a las mujeres durante muchos siglos como seres humanos. De hecho, quedan muchos aspectos residuales de esa perspectiva. Hemos hecho algo deliberado, hemos señalado la corrupción de las instituciones. Hoy, todavía hay instituciones moralmente en bancarrota con una misoginia apabullante. No hemos querido acusar a una persona, sino a la Iglesia, a la Ciencia, a la Corte. Ellos estaban al mando de la educación y la cultura de las personas. El comportamiento se fomenta y mi personaje representa un villano completo porque es la representación de las instituciones.

Ben Affleck, Adam Driver y Matt Damon en 'El último duelo'.

-¿Por qué la historia de Marguerite de Carrouges no es tan conocida en el mundo?

-Es una historia bastante conocida en Francia. Es cierto que, en Estados Unidos, nadie sabía de la vida de Marguerite, a pesar de ser una mujer poderosa y extraordinaria. La historia es así, ignora a las mujeres

-¿Cree que las mujeres enfrentan mejor la tragedia cuando toca sus vidas?

-Las mujeres responden mejor a la hora de procesar y reconocer sus propias emociones. Especialmente cuando comparten lo que sienten. Los hombres no suelen conectar palabras y emociones de la misma forma. A veces, los hombres ven como una debilidad compartir sus sentimientos, especialmente en una situación como la que presenta este filme. Cuando la tragedia llega a sus vidas los hombres tienden a negar. No saben aceptar ni negociar con las emociones.

-¿Se encuentra en un buen momento de su vida?

-La edad no perdona, pero es cierto que estoy en un momento personal álgido. Me encuentro feliz. La vida me trata bien y me siento muy orgulloso de estar aquí compartiendo esta película. Nosotros somos la suma de nuestras experiencias, buenas o malas, y hay cosas de las que me arrepiento.

-¿Siente que por mucho que demuestre su talento se le subestima en Hollywood?

-Uno termina entendiendo el toma y daca de esta profesión que tanto amo. Parte del precio que tengo que pagar son esos comentarios antagónicos. Todo el mundo tiene una opinión sobre mí y he aprendido a vivir con ello. Sé bien cuándo me he equivocado, cuándo he fallado, cuándo he estado a la altura de mi potencial, cuándo me he arrepentido. Pero siempre he sido exhaustivo, dándolo todo en mi trabajo. Desarrollar mi propio criterio es lo más saludable que he hecho en mi vida.

-Ha conseguido fama, éxito, dinero, familia. ¿Qué le motiva?

-Me gusta enfrentarme a distintos retos, disfruto haciendo películas, viéndolas, forman parte de mi ADN. Trabajar me hace feliz, en este momento de mi vida me motiva sentirme orgulloso de lo que hago.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios