Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 22 de febrero
Los yayos suplentes

Los yayos suplentes

A la última ·

Martes, 9 de noviembre 2021, 23:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si los padres son la sal que nos vincula con la tierra, los abuelos son el azúcar que la endulza. Tener a tus abuelos en el mundo es un privilegio al que imagino que será difícil desacostumbrarse, pero tenerlos cerca ya es la repanocha. Y lo que para los nietos es una bendición se torna un recurso imprescindible para muchos padres, que encuentran en ellos la única solución viable para sus problemas de conciliación laboral.

Los abuelos, aunque no tendrían por qué, eligen cuidar, cocinar, acompañar e incluso paliar con sus exiguas pensiones los desaguisados que la crisis ha instalado en sus familias. Sin embargo, en un contexto global y centralizado en las ciudades, empiezan a quedar relegados a un segundo plano en la convivencia con sus nietos, en su crianza y también en su educación.

El teletrabajo, que podría haber abierto las puertas a una reunificación familiar en torno a los abuelos, está produciendo movimientos en direcciones inesperadas. Por ejemplo, en Greensburg —una pequeña ciudad al sureste de Indiana— se ofrecen 'abuelos suplentes' para atraer a familias dispuestas a trasladar su vida allí. Estos voluntarios ofrecerán un servicio gratuito de atención a los hijos de las familias que se muden a la ciudad y contribuyan a su reactivación económica.

El resultado: ancianos sin descendencia, o lejos de los suyos, cuidando nietos ajenos; y niños que llamarán 'yayo' a un extraño mientras sus verdaderos abuelos suspiran por ellos al otro lado de la pantalla. Extraña sociedad esa en la que los yayos suplentes cargan con responsabilidades que no les corresponden mientras los abuelos titulares, que quizás estarían deseando asumirlas, se pudren en el banquillo de la distancia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios